"Ojalá viajará más a España", el deseo de Ángel Antonio Herrera para Brad Pitt

El ex marido de Angelina Jolie cumple 55 años sin perder un ápice de su atractivo. Para felicitarle, nuestro colaborador repasa su trayectoria personal y profesional. ¡Qué cumplas muchos más Brad!

Brad Pitt Attends Breitling Squadona Mission Event In Beijing
Getty ImagesVCG

Brad Pitt es un soltero que no lo parece, aunque hoy lo es, y un casado que tampoco lo parece, aunque también lo ha sido, hasta hace nada. Es un lío de guapos, porque en él están Beckham, Di Caprio, y otros rubios ilustres, pero un lío donde el más guapo es él. Nuestra estrella cumple 55 años el próximo martes 18 de diciembre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pitt, en el cine, es una cumbre. Luego, como hombre, es un apolo que embelesó a Angelina Jolie, hasta que vino la separación por el rito de la trifulca. Eso fue anteayer mismo. Llegaron, durante años, al virtuosismo de separarse el mismo día que se reconciliaban. Cuando estaban juntos, fueron Brangelina, un neologismo empresarial o sentimental que ha sido también un modo de pasear por la vida a una parroquia de niños de todos los colores, entre los propios y los adoptados. Hubo un tiempo en que lo mismo anunciaban una adopción que anunciaban un nuevo tatuaje.

Gtres

No pensamos, a menudo, que en él hay elegancia, pero la hay, si nos fijamos. La elegancia de Pitt viene peleando con su revuelto ajuar, con su belleza de estatua y con su juventud, todavía, de futbolista que no juega al fútbol. No se le aprecia maduro del todo, pero casi. No es un cromo de carpeta de adolescentes, pero serviría aún para competir en calzoncillos con Cristiano Ronaldo. Estuve de copas con él, en Madrid, hace ya casi dos décadas, y las más guapas de la noche le acudían en romería. Pero estuvo toda la noche fiel a su copa, una sola. De ligue, lío, rollo o revolcón con alguna española, nada, por mucho que insistan algunas musas de plató. Al menos, hasta donde uno vio, o supo.

Ha logrado un estilo que ha peleado contra su juventud de leyenda, contra su celebridad planetaria, contra su vestuario de alboroto, y contra su lámina de apolo de greña. Vaya como vaya, va de cine. Felicidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La rosa...

Getty Images

Es un jaleo de gafas de sol, vaqueros grunge, camisas de pechera y algún esmoquin de Oscar sin Oscar. Eso, y el enredo de la tribu de hijos de spot, entre propios y adoptados.

Y el látigo

Gtres

Estuvo casado cinco años con Jennifer Aniston. Vino después Angelina Jolie, con la que ha vivido un largo pleito en el divorcio archimillonario.

Hearst
Ángel Antonio Herrera

Publicidad - Sigue leyendo debajo