Stormi Webster, hija de Kylie Jenner y Travis Scott, la otra gran protagonista de la Super Bowl

Travis Scott, pareja de Kylie Jenner, intervino en la tradicional actuación musical que tiene lugar durante el tiempo de descanso del evento deportivo. Aunque no estuvieran en el estadio, Kylie Jenner compartió la adorable reacción de su hija al ver a su padre cantando por televisión.

Stormi Webster se convierte en la otra gran protagonista de la Super Bowl 2019
Instagram

Las estrellas de la música se dan de tortas por poder actuar en el tiempo de descanso de la Super Bowl. Y la verdad, no es para menos, si tenemos en cuenta que este evento deportivo es cada año el programa más visto en todo el planeta, con una audiencia siempre superior a los 100 millones de espectadores tan solo teniendo en cuenta los datos de Estados Unidos. En esta edición, que se disputó el pasado domingo en Atlanta y que enfrentó a los New England Patriots contra Los Angeles Rams, Maroon 5 fue el grupo escogido para amenizar la velada, llevando a cabo una actuación que se ha visto envuelta en la polémica.

View this post on Instagram

PRICELESS ♥️

A post shared by Kylie ✨ (@kyliejenner) on

Sobre el escenario, Adam Levine y sus chicos estuvieron también acompañados de los raperos Travis Scott y Big Boi. Para aquel que no lo sepa, Scott es la pareja de Kylie Jenner, una de las miembros más mediáticas del clan Kardashian. Por ello, no nos debe extrañar que la hija de ambos, la pequeña Stormi Webster, haya acabado eclipsando a su padre a raíz de su intervención en la Super Bowl.

Aunque Kylie y su hija no estuvieran presentes en el estadio, sí que estuvieron siguiendo desde casa todo lo que acontecía en el estadio Mercedes-Benz. Tras la esperada actuación musical, la empresaria colgó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que aparece Stormi, quien este mismo fin de semana celebraba la fiesta de su primer cumpleaños, pegada a la pantalla y siguiendo con gran interés la actuación de papá. Moviéndose al compás de la canción ‘Sicko Mode’, la pequeña no puede aguantar una risilla de felicidad. ¿Se puede ser más adorable?

Gallos aparte, la actuación de Adam Levine ha levanto ampollas después de que, a pesar del frío imperante, se quitara la camiseta y luciera torso tatuado para cantar su hit 'Moves like Jagger'. Un hecho que ha llevado a que miles de personas, a través de las redes sociales, denuncien la doble vara de medir que existe si lo comparamos con el escándalo que se montó por el pezón cubierto de Janet Jackson. ¿Por qué el sí puede enseñar los pezones? ¿Por qué a la hermana de Michael Jackson, por hacer lo mismo en 2004 se le dio por todas partes hasta el punto de hacer que se hundiera su carrera? ¿Se hundirá también la de Adam? Pues no, ya que él es un hombre y sus pezones están socialmente aceptados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo