Robbie Williams desvela sus problemas de salud: "Tengo una enfermedad que quiere matarme"

El cantante de 'Angels' ha querido abrir su corazón en una reciente entrevista, en la que ha hablado abiertamente de su dolencia tras preocupar a sus fans.

image
Gtres

Robbie Williams no está pasando por su mejor momento de salud. A sus 44 años recién cumplidos (13 de febrero), el cantante sufrió lo que les pareció a los médicos un pequeño derrame cerebral el pasado mes de septiembre, y que preocupó mucho a sus fans cuando lo contó: "Mi brazo se entumeció, no dejaba de salivar por un lado de la boca, tenía dolor de cabeza y problemas para respirar". Después de guardar reposo, y cancelar varios conciertos de su 'Heavy Entertainment Tour', Robbie se ha visto con fuerzas para contar cómo está viviendo ahora que ha vuelto a los escenarios en Australia, pero no es demasiado esperanzador, ya que, en su entrevista para el diario The Sun, ha dicho que, cuando le dejan solo, llega a temer por su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de ella", relata con dureza en sus palabras. Una enfermedad con la que ha tenido que aprender a convivir, pero también asegura vivir en una "montaña rusa", donde a veces se siente arriba y otras abajo.

"A veces me abruma y a veces es una herramienta que necesito para subirme al escenario. También hay momentos que vivo feliz y eso es maravilloso", explica el ex componente del grupo Take That, y añade: "Pero la mayoría de las veces soy humano, viviendo una experiencia humana y trato de lidiar con los problemas y el sufrimiento de lo que sucede entre mis orejas".

A pesar de haber vendido 75 millones de discos y de ser un artista mundialmente conocido, este tipo de episodios en su vida le han hecho darse cuenta de que no es invencible: "Ha sido un susto increíble, porque ya había estado antes en lugares oscuros, pero por aquel entonces tenía 23, 27 o 32 años".

"Una vez que has estado en el planeta durante 44 años, te das cuenta de que, incluso teniendo todo lo que tengo, no eres invencible. Así que de ahora en adelante me cuidaré mucho más", añade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aún así, Robbie sigue aquí. Y eso es algo que le agradece a su mujer, la actriz Ayda Field, con la que se casó en el año 2010: "Ella me cuidó, me dio exactamente lo que necesitaba en ese momento, un poco de amor. La primera noche que nos conocimos me vio en lo peor", asegura Robbie, que también se confiesa enamorado de ella como el primer día, además de agradecido.

Con Ayda, Robbie ha conseguido en la vida sus tesoros más preciados: sus dos hijos, Teddy Rose (5) y Charlie Valentine (3), que son los que le dan la energía para seguir viviendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo