Serena Williams, a punto de morir en el parto

La tenista ha compartido la historia del nacimiento de su hija y el drama que vivió los seis días después de su nacimiento, en los que no sabía si seguiría con vida.

La tenista ha compartido el difícil momento por el que pasó tras dar a luz a su hija Olympia. Lo ha hecho con unas sinceras palabras que ella misma publicaba en CNN, en las que relata el drama en que se convirtió su vida tras el parto.

"Si bien tuve un embarazo bastante fácil, mi hija nació por cesárea de emergencia después de que su ritmo cardíaco disminuyó drásticamente durante las contracciones. La cirugía fue sin problemas. Antes de darme cuenta, Olympia estaba en mis brazos. Fue la sensación más increíble que he experimentado en mi vida. Pero lo que siguió solo 24 horas después del parto fueron seis días de incertidumbre".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Comenzó con una embolia pulmonar, que es una afección en la que una o más arterias de los pulmones se bloquean por un coágulo de sangre. Debido a mi historial médico con este problema, vivo con miedo a esta situación. Entonces, cuando me quedé sin aliento, no esperé un segundo para alertar a las enfermeras", relata.

La estadounidense, que padece problemas de respiración, sufrió una embolia pulmonar, "esto provocó una serie de complicaciones de salud que tengo la suerte de haber sobrevivido. Primero, la herida de mi cesárea se abrió debido a la tos intensa que sufrí como resultado de la embolia. Volví a la cirugía, donde los médicos encontraron un gran hematoma, una hinchazón de sangre coagulada, en mi abdomen. Y luego volví al quirófano para un procedimiento que evita que los coágulos viajen a mis pulmones. Cuando finalmente llegué a casa con mi familia, tuve que pasar las primeras seis semanas de maternidad en la cama".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Estoy muy agradecida de haber tenido acceso a un equipo médico tan increíble como el de médicos y enfermeras en un hospital con equipos de última generación. Sabían exactamente cómo manejar este complicado giro de los acontecimientos. Si no fuera por su cuidado profesional, no estaría aquí hoy".

Publicidad - Sigue leyendo debajo