Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

La nueva estupenda figura de Kim Kardashian

La 'celebritie' estadounidense, conocida en el mundo entero por sus curvas, está irreconocible. Tras dos embarazos, Kim se ha puesto a plan y ha perdido más de 20 kilos. Te contamos cómo lo ha hecho.

Kim Kardashian parece otra. Desde que diera a luz a su segundo hijo, Sanit, el pasado 5 de diciembre, su cambio físico ha sido espectacular y en los últimos días se ha dejado ver entre California y París con una estupenda figura.

Lejos de lucir extravagantes curvas, la 'celebritie' estadounidense ha llevado a cabo un plan gracias al que luce un cuerpo (casi) diez. Tras engordar cerca de 30 kilos con su segundo embarazo, asegura estar a falta de perder 5 kilos más para estar perfecta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo ha conseguido ser otra Kim? La más conocida de las Kardashian tenía entre ceja y ceja adelgazar y lo ha conseguido gracias a una estricta dieta, la Atkins, que está triunfando en la red. ¡No pasas hambre! El rostro televisivo ingiere en total en un día 1.800 calorías entre proteínas, grasas buenas e hidratos de carbono.

El truco de esta dieta están en sustituir los carbohidratos por las proteínas. Ella, gracias a esto, ha perdido, de media, 7 kilos por semana. 

Ya tras su primer embarazo, Kim se puso a dieta y comenzó a hacer ejercicio, por eso asegura que tras dar a luz a su segundo hijo su recuperación ha sido sobre ruedas, ya que había aprendido a comer bien.

Ahora Kardashian toma muchas alimentos que son fuentes de fibra, como los vegetales, que le ayudan a estar saciada más tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jennifer Aniston, Jessica Biel, Renée Zellweger o Demi Moore también se habrían puesto a régimen con este plan, que sin embargo, tiene también detractores a sus espaldas.

Kim quiere ser la que fue en el año 2010 y lleva muy buen paso. Así aterrizaba en París, en la Semana de la Moda, junto a su marido, el rapero Kayne West. ¡Y diciendo adiós al color negro! Acostumbradas a verla 'de luto', con el que intentaba disimular su aumento de peso, ahora Kardashin por fin luce tonos de lo más veraniegos y favorecedores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo