Mario Testino y Bruce Weber, acusados de abusos sexuales por varios modelos masculinos

Entre las acusaciones que atesora Testino, de 63 años y origen peruano, encontramos la del topmodel de los noventa Ryan Locke.

Un nuevo caso de abusos sexuales ha vuelto a consternar al mundo, esta vez, señalando a dos reputados fotógrafos de moda de depredadores sexuales. El diario The New York Times ha sido el encargado de destapar la caja de los truenos con la publicación de un extenso artículo en el que un buen número de modelos masculinos y asistentes señalan directamente a los conocidos Mario Testino y Bruce Weber.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entre las acusaciones que atesora el primero, de 63 años y origen peruano, encontramos la del topmodel de los noventa Ryan Locke, quien directamente lo describe como un "depredador sexual". El modelo recordó cuando durante una sesión de fotos pidió a todo el mundo que se saliera del estudio para después abalanzarse sobre a él al grito de "Soy la niña, tú eres el niño". Otra de las supuestas víctimas, Roman Barrett, que trabajó como asistente del fotógrafo, mantiene que se masturbó frente a él.

Testino es uno de los fotógrafos más cotizados a nivel internacional, habiendo trabajado para las cabeceras más importantes. Entre las celebrities a las que ha fotografiado encontramos a Madonna, Gisele Bündchen, Serena Williams o Lady Di. De hecho, tal es la vinculación del retratista con la Casa Real británica que fue el encargado de tomar la foto oficial del compromiso del príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Por su parte, Bruce Weber, de 71 años y conocido por ser el responsable de míticas campañas para marcas como Calvin Klein o Abercrombie & Fitch, ha sido señalado por 15 modelos que trabajaron con él. Todos coinciden en que se veían obligados a desnudarse de manera innecesaria y que el fotógrafo les hacía partícipe de una serie de extraños ejercicios de respiración, en los que les pedía que le tocaran a él y se tocaran a ellos mismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Recuerdo que puso sus dedos en mi boca, y me agarró por las nalgas", afirma el modelo Robyn Sinclair. "Nunca tuvimos sexo ni nada, pero pasaron muchas cosas. Un montón de tocamientos. Una gran cantidad de abuso sexual".

Las reacciones ante el escándalo no se han hecho esperar. Los abogados de ambos acusados han emitido sendos comunicados en los que niegan los hechos. "Estoy completamente conmocionado y entristecido por las escandalosas afirmaciones que se han hecho en mi contra, algo que niego rotundamente", dice Weber por medio de su abogado. Además, la revista Vogue, por medio de la todopoderosa Anna Wintour, ya ha anunciado que no trabajará con ninguno de los acusados hasta que se aclaren los hechos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo