George Clooney y Amal Alamuddin, 'emigran' a Berlín

El actor y la abogada han acaparado todos los flashes de la alfombra roja de la Berlinale, donde él ha presentado su última película, '¡Ave, César!', arropado por su mujer, que... ¿está embarazada?

image

El actor y la abogada han acaparado todos los flashes de la alfombra roja de la Berlinale, donde él ha presentado su última película, '¡Ave, César!', arropado por su mujer, que... ¿está embarazada?

1 de 5
George Clooney se lleva a su mujer de estreno

El actor George Clooney y su mujer, la exitosa abogada libanesa Amal Alamuddin, fueron las grandes estrellas de esta jornada en la alfombra roja de la Berlinale, el Festival de Cine Internacional de Berlín.

El estadounidense estuvo acompañado de su mujer en el estreno de su último trabajo en la gran pantalla, '¡Ave, César!'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Alamuddin eclipsa al actor

La abogada acudió elegantísima con un vestido negro. Fiea a su estilo, sencillo, clásico y con mucho glamour, se dejó ver Amal en la alfombra roja, a la que acudía para apoyar a su marido, al que, sin querer, acabó eclipsando.

Llevó un vestido vintage de lentejuelas negro entallado con sobrefalda en transparencias, diseñador por Yve Saint Laurent.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Amor en estado puro

La pareja se mostró tan enamorada como el primer día, y muchos fueron los gestos de complicidad y cariño que se regalaron, sin importarles que había decenas de fotógrafos captando cada momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
¿Por fin embarazado?

Clooney estuvo en todo momento muy pendiente de Amal, que según algunos medios alemanes, podría estar embarazada. Los rumores de su maternidad son constantes desde que diera el'Sí, quiero' al actor, sin embargo, parece que aún han decidido no convertirse en padres...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Guardan silencio

Ninguno de los dos quiso hacer referencia al tema de los niños e hicieron lo que venían a hacer: disfrutar de la nueva película de Clooney. El matrimonio ocupó sus butacas con felicidad y cogidos de la mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo