Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

10 pistas para conocer a Sandra Bullock

Su simpatía y ese aspecto 
de "chica de al lado" parecen 
ser las claves de su éxito y, a pesar de sus orígenes europeos, ha sido considerada la "novia de América".

Gtres

Su simpatía y ese aspecto 
de "chica de al lado" parecen 
ser las claves de su éxito y, a pesar de sus orígenes europeos, ha sido considerada la "novia de América". Ni siquiera un escandaloso divorcio consiguió dañar su imagen. 
Ahora, a punto de cumplir 52 años, conserva su aspecto juvenil y gana peso en la industria del cine.

1 de 10
Vivió en alemania hasta los doce

Nació en Arlington (Virginia, EE UU), el 26 de julio de 1964. Su padre, John, era profesor de canto, y su madre, Helga, una cantante de ópera alemana, ya fallecida.

Tiene una hermana pequeña, Gesine, y la familia vivió en Núremberg (Alemania) hasta que ella tuvo doce años. Habla perfectamente alemán y tiene la doble nacionalidad, estadounidense y alemana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Sufrió acoso escolar

En su infancia, todo transcurría en torno a la música, y con ocho años tocaba el piano y estudiaba ballet. Además, su hermana y ella participaban en el coro de las representaciones operísticas de su madre.

Sin embargo, su vuelta a EE UU resultó traumática y sufrió el acoso de sus compañeros de colegio, que se burlaban de ella por su aspecto europeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Dejó la música para ser actriz

Una vez en el instituto, la situación cambió, empezó a destacar como gimnasta y entró a formar parte del equipo de animadoras.

Aunque al principio pensó en seguir la tradición familiar y dedicarse a la música, se dio cuenta de que su verdadera vocación era ser actriz y estudió interpretación en la Universidad de Carolina del Norte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Gtres
Trabajó como camarera

Cuando se licenció, se mudó a Nueva York, donde trabajó de camarera mientras se presentaba a todo tipo de castings.

Consiguió pequeños papeles en películas y series, hasta que, en 1990 protagonizó la versión televisiva de 'Armas de mujer', una ficción que sólo estuvo una temporada en pantalla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La película que la hizo famosa

Su primer éxito comercial fue el filme 'Demolition Man' (1993), con Sylvester Stallone, aunque su interpretación le valió para ser nominada al premio Razzie a la Peor Actriz de Reparto.

Pero al año siguiente, su trabajo en 'Speed', junto a Keanu Reeves, la convirtió en una estrella internacional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Figura en el libro Guinness

Luego vendrían títulos de tanto éxito de público, que no de crítica, como 'Mientras dormías', 'La Red', '28 días', 'Miss Agente Especial'… En el año 2009 figuró en el Libro Guinness de los Récords como la actriz mejor pagada de la historia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La mejor y la peor actuación

Ese mismo año se dio la circunstancia de que le dieron el Oscar a la Mejor Actriz por 'Un sueño Posible' y el Razzie a la Peor por 'Loca obsesión'. Haciendo gala de su humor, recogió este último diciendo: "Gracias por arruinar mi carrera".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Se casó con un motero

En cuanto a su vida amorosa, a principios de los años 90 fue novia del actor Tate Donovan, con el que llegó a estar prometida.

A él le siguieron más compañeros de rodaje: Keanu Reeves, Matthew 
McConaughey o Ryan Gosling, hasta que en 2005 se casó con Jesse James, un famoso motero y presentador de la televisión estadounidense.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Él era adicto al sexo

A principios de 2010, una modelo, Michelle McGee, declaró que había sido amante de James, y a ella le siguieron otras. Sandra pidió el divorcio, mientras que su ya ex ingresaba en una clínica de desintoxicación para tratar su adicción al sexo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Dos hijos adoptivos

La pareja acababa de adoptar a un niño afroamericano, Louis, al que ella ha criado sola. En ese tiempo se centró en el cine y ganó su segundo Oscar por 'Gravity', en 2013. Dos años después adoptó a su segunda hija, Laia. En la actualidad, su pareja es el modelo y fotógrafo Bryan Randall.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo