El exguardaespaldas de Angelina Jolie y Brad Pitt airea los trapos sucios de la pareja

La pareja, en medio de un divorcio millonario, trata de controlar que no se filtre información, pero es algo inevitable.

image
Gtres

La pareja, en medio de un divorcio millonario, trata de controlar que no se filtre información, pero no han podido evitar que un exempleado cuente la verdad sobre cómo son en la intimidad.

1 de 8
De una pareja perfecta a...

¿Quién nos iba a decir que una de las parejas que creíamos más perfectas de todo Hollywood acabaría metida en un divorcio tan feo?

Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt el pasado 19 de septiembre, y desde entonces las noticias, a cual más extraña, se han ido sucediendo: que si Brad es un mal padre, que si bebía, que si se drogaba y abusaba física y verbalmente de sus hijos...

Ahora, sin embargo, Mark Billingham, exguardaespaldas de la pareja, ha hablado... ¡y se ha liado gorda!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Habla el guardaespaldas de la familia

El 'exsegurata' de los Brangelina ha querido arrojar un poco de luz sobre el asunto... y lo cierto es que han salido a relucir detalles sobre la intimidad de la pareja que nos han dejado patidifusos, como que prácticamente, crió a los 6 hijos de la pareja: "Hasta les enseñé a nadar. Básicamente, yo los crié. Incluso me preocupaba de que fueran vestidos correctamente y de que no hicieran tonterías que pudieran ser fotografiadas", apuntó Mark en una entrevista para The Sun que luego amplió en Times Magazine, pero la cosa no quedó ahí...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Quebrantando su confianza

"Estaba claro desde el principio que teníamos buena química y confiaban en mí totalmente con los críos. Estábamos muy unidos porque vivía con ellos todo el tiempo. Yo podía llevarme a los niños a cualquier sitio que quisiera por mi cuenta. Nadie más podía hacer eso. Cuando llevaba a otras personas, ninguno podía tocar a los niños. podían mirarlos desde la distancia, pero nada más", añadía en sus declaraciones.

"El mayor miedo de Brad y Angelina era que raptaran a sus hijos, porque al final todo era por el dinero", explicó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
La casa de Brangelina, su trabajo más duro

Mark, que trabajó en el Ejército británico (e incluso luchó en Iraq), asegura que el trabajo más duro que ha tenido hasta la fecha ha sido, sin duda, el tiempo que estuvo con la expareja: "Era el jefe de seguridad de Brad y Angelina. El Ejército me preparó perfectamente para lo que hice con ellos", sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
''Brad no duraría mucho en el Ejército''

A pesar de todo, tiene buenas palabras para Angie, pero no para Brad: "El Ejército es duro, Brad no duraría mucho. No tendría cremas que echarse en la cara, y además es todo demasiado incómodo y se suda mucho. ¡Es demasiado guapo para eso! En cambio, Angelina sí. Probablemente ella sí tendría al final las pelotas para hacerlo", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Una pareja sin sentido común

Sin embargo, también los calificó de raros: "Lo que me sorprendía el bajo nivel de sentido común de los dos. Me parecía una locura cuando me preguntaban cosas como '¿Cómo puedo ir a ese bar?' o '¿Qué necesito para ir hasta ese otro sitio?'. No son estúpidos, pero debido al mundo en el que viven, no han hecho algo así en años y no saben. Lo encontraba raro", explicó en The Sun.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Su adiós a la pareja

Sin embargo, Mark sólo aguantó 18 meses trabajando para el matrimonio. Un año y medio en el que viajó por todo el mundo sin poder ver a su familia, lo que acabó quemándole y terminar por presentar su renuncia al no tener vida privada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Una familia en el punto de mira

Ahora, Angelina tiene un nuevo equipo de guardaespaldas que se encargan de protegerla a ella y a sus 6 hijos (Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Knox y Vivienne), de los que tiene la custodia temporalmente, sobre todo después de que Brad, supuestamente, hubiera abusado física y verbalmente de su hijo Maddox en un avión cuando éste se metió en una discusión entre Brad y Angelina. Precisamente el FBI estuvo el pasado 20 de octubre en casa de Angelina para preguntarles por los hechos, ya que necesitan saber si ese episodio que se investiga se produjo cuando el avión ya estaba en el espacio aéreo estadounidense, porque si no, el FBI no podría hacer nada al estar fuera de su jurisdicción.

Por lo pronto, Brad ya ha podido ver a sus hijos junto a un terapeuta familiar mientras se resuelve la sentencia sorbe la custodia, pero sólo hay que apuntar un detalle: Maddox, el hijo que supuestamente sufrió el ataque, no estuvo en esa reunión. ¿Casualidad?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo