Las primeras vacaciones como padres de Irina y Bradley

Cuatro meses después de convertirse en padres, Irina Shayk y Bradley Cooper han viajado hasta la Polinesia Francesa para disfrutar de unas vacaciones de ensueño.

image
Instagram

Irina Shayk y Bradley Cooper han volado hasta la Polinesia Francesa para disfrutar de sus primeras vacaciones como padres.

1 de 4
image
Instagram
Primeras vacaciones como padres

Aunque sus apariciones en público desde el comienzo de su relación han sido escasas, Irina Shayk y Bradley Cooper han querido compartir algunas fotos de las que, sin duda, son una de las vacaciones más especiales de sus vidas.

El pasado mes de marzo, la modelo y el actor se convirtieron  en padres por primera vez de una niña, Lea de Seine.

La primera hija de la pareja no les acompañó en este viaje a sus conocidos padres, quienes decidieron dejar a su retoño al cuidado de las dos abuelas en Santa Mónica, California. Sí estuvieron en compañía de la actriz Allison Williams y su marido, Ricky Van Veen. Además, el periodista Anderson Cooper y su pareja, Benjamin Maisani.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
image
Instagram
Belleza natural

Irina y Bradley fueron invitados de honor de la diseñadora Diane von Fustenberg, con quien Irina tiene muy buena relación. Gracias a ella se alojaron en los resorts más lujosos de la Polinesia Francesa. 

La ex de Cristiano Ronaldo ha dejado los dientes largos a sus seguidores, con unas instantáneas de este viaje de ensueño.

La modelo, sin una gota de maquillaje, presumió de su belleza natural. Algo que sus fans han valorado mucho, dándole más de 400 mil me gusta en Instagram, y es que la que es guapa, es guapa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
image
Instagram
El atardecer en un entorno paradisíaco

La pareja estuvo en Tahití, Bora Bora y Moorea, enclaves paradisíacos donde desconectar de su día a día, sobre todo con un atardecer de por medio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
image
Instagram
¡Menudas vistas!

Pero no sólo han presumido de las aguas cristalinas, sino también de sus relajantes baños en el hotel. Con unas piernas perfectas que a cualquiera le gustaría tener, posaba Irina en medio del paraíso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo