Angelina Jolie, 48 horas de infarto en París

La estrella de Hollywood ha cumplido con algunos compromisos profesionales al mismo tiempo que disfrutaba de la compañía de sus seis hijos.

La actriz ha disfrutado de una agitada escapada en la que ha hecho practicamente de todo, desde visitar el Museo del Louvre, pasando por ir de compras hasta reunirse con la primera dama francesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Angelina Jolie visita París junto a todos sus hijos

Tras visitar el campo de refugiados Zataari en Jordania, en calidad de embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Angelina Jolie ha cambiado radicalmente de ambiente y se ha marchado junto a todos sus hijos a París para seguir cumpliendo con sus compromisos profesionales al mismo tiempo que disfrutaba de ratos de ocio tanto en solitario como con toda su progenie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De tiendas por la capital francesa

En estos dos días en la capital francesa a Angelina le ha dado tiempo a hacer prácticamente de todo. Nada más llegar acudió a hacer unas compras a la exclusiva tienda Guerlain, levantando una gran expectación entre todos los viandantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy cariñosa con sus fans

Lejos de actuar como una altiva estrella de Hollywood, la protagonista de 'Maléfica' se hizo varias fotografías con sus admiradores y habló con algunos de ellos. En su visita a la tienda optó por lucir un abrigo beige de la firma Max Mara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mañana cultural en familia

A la mañana siguiente, la actriz sacó tiempo de su apretada agenda para dar una vuelta por las calles de la ciudad junto a sus seis hijos (Maddox, de 16 años, Pax, 14, Zahara 13, Shiloh, 11 y los mellizos Vivienne y Knox, de 9 años).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Visita al Museo del Louvre

Como no podía ser de otra forma, la artista quiso que sus hijos vieran de cerca el Museo del Louvre y pasó dos horas junto a ellos en sus instalaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sesión fotográfica

Tranquilos, Angelina no ha perdido la cabeza. Esta fotografía, en la que aparece la actriz enfundada en un traje de corte oriental y dando brincos en el balcón del hotel donde se hospedada, el lujoso Meurice, forma parte de la sesión fotográfica que protagonizó para la última campaña de una conocida marca de perfumes de lujo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reunión con Brigitte Macron

Por la tarde, Angelina Jolie fue recibida en el Elíseo por la primera dama francesa, Brigitte Macron, con la que estuvo hablando poco más de una hora sobre la educación y la violencia contra las mujeres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un look impecable

Para la ocasión, Jolie lució un look muy sofisticado de Roland Mouret. La ganadora de un Oscar mezcló blanco, gris y nude con un vestido de falda tubo, chaqueta gris, salones básicos y bolso bicolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entregada a sus admiradores

Su presencia por las calles de París ha levantado un gran revuelo, pero la actriz se ha mostrado muy cercana, llegando a firmar a un joven un boceto de uno de sus diseños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reunión en la OTAN

Tras estas 48 horas de infarto en París, Angelina Jolie ha tomado un vuelo para poner rumbo a la OTAN, en Bruselas, y abordar con los países aliados los problemas de la violencia sexista y la protección de los civiles en las zonas en conflicto. Antes de reunirse con el Consejo del Atlántico Norte, Jolie ha sido recibida por Jens Stoltenberg, secretario general de la conocida organización.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El bolso, todo un estorbo

La anécdota de la jornada la ha protagonizado el bolso de la actriz. Y es que la estadounidense no sabía muy bien dónde ponerlo antes de hacerse la foto de rigor con el secretario general de la OTAN. Ante el nerviosismo, se ha decantado por tirarlo literalmente al suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo