Los Obama convierten la Casa Blanca en un parque de atracciones

El Presidente y primera dama de Estados Unidos han abierto las puertas de su casa a más de 3.000 niños para disfrutar todos juntos de la tradicional búsqueda del huevo de Pascua.

image

El Presidente y primera dama de Estados Unidos han abierto las puertas de su casa a más de 3.000 niños para disfrutar todos juntos de la tradicional búsqueda del huevo de Pascua.

1 de 11
Un día para pasar en familia

Barack Obama ha puesto punto y final a esta Semana Santa de una manera muy especial. Junto a su mujer Michelle y las dos hijas del matrimonio, ha cerrado esta festividad con la divertida búsqueda del huevo de Pascua.

Esta actividad tan tradicional han llenado de niños el jardín de la Casa Blanca, donde se ha visto al presidente de Estados Unidos así de cercano con los más pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Obama recibe a los más pequeños con los brazos abiertos

El presidente de Estados Unidos demostró ser un gran amante de los deportes, y es que éstos no faltaron en esta jornada de juegos.

Obama también enseñó a los medios y padres allí presentes que tiene muy buena mano con los niños. No dudó en coger en brazos a una de las niñas que disfrutaba empujando con una de las palas su huevo de Pascua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Dos anfitriones como dos niños

Como dos niños más, Obama y Michelle disfrutaron de esta jornada junto a los más pequeños. Los 'reyes' de la casa fueron los grandes protagonistas de un día en el que no sólo disfrutaron de juegos, sino también de dulces.

Un total del 3.000 niños estuvieron recorriendo los jardines de la Casa Blanca bajo la atenta mirada de los Obama, que ejercieron a la perfección de anfitriones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Los niños 'invaden' el jardín de la Casa Blanca

Las hijas de Obama, Malia y Sasha también quisieron formar parte de esta educativa actividad. Mientras el resto de los niños intentaban llevar uno de sus huevos de Pascua por el carril correspondiente para ganar la carrera, las jóvenes se convirtieron en improvisadas 'cuentacuentos', al igual que hicieron sus padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Los tiros libres más divertidos

Las actividades físicas estuvieron muy presentes en esta última jornada de Semana Santa. Los jardines de la Casa Blanca se convirtieron en una improvisada cancha de baloncesto en la que Obama animó a los más pequeños a practicar el deporte.

Como no podía ser de otra manera, el Presidente también se adueñó del balón y tiró a canasta, dejando a todos los niños boquiabiertos con su gran calidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Obama se apunta al tenis

El Presidente no dudó en remangarse la camisa y dar unos pelotazos con la raqueta. Obama, que siempre se ha mostrado como un hombre con el deporte como 'hobbie', no dejó pasar esta oportunidad de disfrutar del tenis con los más pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
El presidente de los 'cuentacuentos'

Además de practicar deporte, Obama deleitó a los niños con grandes aventuras e historias. Convertido en todo un 'cuentacuentas', el Presidente se acomodó en una de las sillas del jardín de la Casa Blanca para acaparar la atención de los más pequeños, que sentados en el suelo a su alrededor escuchaban con atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Michelle saca su lado más maternal

Siguiendo los pasos de su marido, Michelle cogió otro de los cuentos con los que intentó enseñar algo nuevo a los pequeños que habían 'invadido' su jardín.

La primera dama de Estados Unidos subrayó en su lectura lo importante de una alimentación sana como complemento de una vida saludable llena de actividades físicas.

Sin embargo, ni ella ni los niños pudieron resistirse a las chocolatinas y al huevo de Pascua que esperaban para finalizar esta divertida Semana Santa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
El matrimonio Obama, más unido que nunca

El matrimonio Obama se ha mostrado de lo más cómplice durante esta jornda que ponía punto y final a la Fiesta de Pascua 2013.

El presidente de EEUU y la Primera Dama han abierto de par en par su casa para que los norteamericanos pudieran llevar a sus hijos a conocer los jardines de la Casa Blanca y jugar a encontrar al famoso huevo de Pascua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Bo, otro invitado más a la fiesta

Otro de los componentes de la familia Obama que no podía faltar a esta cita fue la mascota de las hijas del Presidente, un perro llamado Bo. Barack fue el encargado de pasear al canino por los jardines de la Casa Blanca, que excepcionalmente estaba repleto de niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
La imagen más graciosa de la jornada

Situados delante del gran conejo de Pascua que animaba y entretenía los pequeños invitados de los Obama, el Presidente y su mujer, sin darse cuenta, protagonizaron unas de las instantáneas más graciosas del día.

Cual 'conejo de Pascua', Barack y Michelle se convirtieron en la mascota del día, pues por detrás les sobresalían las orejas del animal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo