Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El calvario de la tres secuestradas durante 10 años en Cleveland

Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight fueron secuestradas entre 2003 y 2004 y durante años permanecieron atadas con cadenas, fueron violadas y obligadas a abortar. El descuido de sus captores, tres hermanos que ya han sido detenidos, y la ayuda de un vecino que escuchó los gritos de una de las víctimas ha hecho posible que las jóvenes recuperen la libertad y se reúnan con sus familias tras un década separados. Una de las víctimas, Amanda, tiene una niña de seis años con uno de los ya conocidos como 'monstruos de Cleveland'.

Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight fueron secuestradas entre 2003 y 2004 y durante años permanecieron atadas con cadenas, fueron violadas y obligadas a abortar. El descuido de sus captores, tres hermanos que ya han sido detenidos, y la ayuda de un vecino que escuchó los gritos de una de las víctimas ha hecho posible que las jóvenes recuperen la libertad y se reúnan con sus familias tras un década separados. Una de las víctimas, Amanda, tiene una niña de seis años con uno de los ya conocidos como 'monstruos de Cleveland'.

1 de 9
Tres vidas rotas

Les robaron su vida hace diez años y gracias a la pericia y valentía de una de ellas han recuperado sus vidas junto a sus familias y sus seres queridos. Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight se han convertido en las protagonistas de una historia que ha conmocionado al mundo.

La tres jóvenes acaban de recuperar la libertad tras una década encerradas en una casa de Cleveland, en el estado norteamericano de Ohio, a manos de tres hermanos: Ariel, Onil y Pedro Castro, que ya están detenidos.

Fue Amanda Berry, a quien vemos a la izquierda en esta imagen junto a Gina DeJesús, quien aprovechó que su captor había salido de casa junto a sus hermanos para comenzar a gritar y pedir auxilio. La suerte quiso que un vecino, Charles Ramsey, la escuchara y se acercara a la casa de los Castro para ver qué sucedía.

El vecino consiguió derribar la puerta, rompiendo así la reja que en los últimos diez años 'escondía' secuestradas a tres jóvenes y la hija que una de ellas, Amanda, tuvo con su secuestrador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Amanda Berry, la heroína

Amanda Berry, la gran heroína de esta historia ya que su valentía ha puesto todo al descubierto y ha logrado su libertad y las de sus compañeras de secuestro, desapareció el 21 de abril de 2003 un día antes de cumplir 17 años.

Aquel día había salido de trabajar del Burguer King y rondaban las 19.30 horas cuando se dirigía a casa. Pero nunca llegó y jamás hasta ahora se supo de ella.

Su madre, Louwana Miller, falleció en 2006, a los 43 años debido a un ataque al corazón por lo que no ha podido reencontrarse con su hija, que en los años de cautiverio tuvo una hija con su secuestrador, que tiene seis años.

En los años en los que Amanda estuvo secuestrada la Policía no logró reunir pistas para descubrir su paradero, aunque en 2009 los investigadores llegaron a unir su desaparición a la de Gina DeJesús.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Los casos de Georgina DeJesús y Michelle Knight

Georgina DeJesús, llamada cariñosamente Gina por su familia y amigos, desapareció casi un año después que Amanda Berry. Fue el 2 de abril de 2004, entonces tenía 14 años, y regresaba a casa caminando.

Iba sola puesto que la compañera con la que regresaba hacia su casa se fue en otra dirección antes de su desaparición.

Cada aniversario de su desaparición, junto a su casa, la familia de Gina organizaba un pequeño homenaje (foto dcha.), esperando que un día regresara a casa, como finalmente ha sido.

El caso de Michelle Knight
En cuando a la tercera de las jóvenes secuestradas, Michelle Knight, fue secuestrada el 30 de agosto de 2002, cuando tenía 21 años. La última vez que la vieron fue en casa de una prima.

Su caso es distinto al de Amanda y Gina porque despertó poco interés en los medios y casi no se ha hablado de él en todos estos años. Tampoco fue registrada en la lista de desaparecidos en la página de Internet de la Policía de Ohio... probablemente debido a que su familia pensó que se había marchado por voluntad propia o porque el estado loe había quitado la custodia de su hijo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
El héroe

Otro de los grandes héroes de esta historia es Charles Ramsey, un vecino de la calle Seymour Avenue, en Cleveland. Iba camina a un McDonald cercano a su domicilio para comprarse una hamburguesa cuando escuchó gritos en una casa y se acercó a ver qué pasaba.

Se trataba de Amanda Berry, que pedía auxilio mientras trataba de escapar de la casa en la que llevaba secuestrada toda una década. Charles no lo dudó y derribó la puerta ayudándola a escapar y la acompañó a la joven a una cabina telefónica desde la que ella llamó a emergencias: "Soy Amanda Berry. Fui secuestrada y llevo desaparecida los últimos 10 años. Estoy aquí y estoy libre, por favor ayúdenme", explicó al interlocutor...

Rápidamente la policía se personó en el 2207 de la Avenida Seymour y comprobó que, efectivamente, la llamada era real y había encontrado a Amanda, Gina y Michelle, y a una niña de seis años hija de la primera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Los 'monstruos' de Cleveland

Los policías no tardaron en encontrar al dueño de la casa donde había permanecido retenidas las tres jóvenes de Cleveland. Se trataba de Ariel Castro (en el centro de la imagen), un ciudadano americano de origen puertorriqueño de 52 años que se había refugiado en un McDonalds. Vivía en la vivienda desde 1992.

Al principio nadie daba crédito a que este conductor de autobús escolar retirado que también era un aficionado a la música y tocaba el bajo en locales de la ciudad, un vecino ejemplar hasta la fecha, fuera el responsable de este brutal secuestro.

Junto a él también fueron detenidos sus dos hermanos, Onil (izquierda) y Pedro (derecha), en calidad de sospechosos ya que se cree que tenían a Amanda, Gina y Michelle cautivas para los tres.

En las próximas horas la Fiscalía de Ohio presentará los cargos contra ellos, que pueden incluir detención ilegal, violación, abusos y torturas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La jaula de Amanda, Gina y Michelle

La policía está inspeccionando minuciosamente la casa donde permanecieron en cautiverio durante una década Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight. Para que no se escaparan, al parecer las mantenían encadenadas.

En el barrio nadie se explica que sus vecinos fueran unos monstruos capaces de una brutalidad del calibre de mantener secuestradas a tres jóvenes durante diez años.

Hasta este momento los vecinos de los hermanos Castro consideraban que eran buenas personas, ya que incluso han llegado a colaborar en la búsqueda de alguna de las desaparecidas en estos años.

También se cree que en estos diez años los 'monstruos de Cleveland' han hecho abortar a sus jóvenes rehenes en varias ocasiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Reencuentro con las familias

Nada más ser localizadas Amanda, Gina y Michelle fueron trasladadas a un hospital para ser evaluadas. Gerald Maloney, portavoz del centro sanitario donde han sido trasladadas, confirmó que "se encuentran bien".

En el centro sanitario las jóvenes se reunieron por primera vez con sus familias, como Amanda Berry, a quien vemos en esta imagen con camiseta blanca junto a su hermana.

El FBI, encargado de la investigación, ha terminado este miércoles 8 de mayo las entrevistas con las tres jóvenes secuestradas y este jueves es previsible que comiencen los interrogatorios a los tres hermanos Castro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Preparando el regreso a casa

Las familias de Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight ya están preparando su regreso a casa después de diez años de forzada ausencia.

En esta imagen vemos la casa familiar de Gina, que le van a dar la bienvenida con un gran cartel y globos.

La prima de Gina, Sylvia Colón, explicaba a la BBC que su familia "nunca abandonó las esperanzas" de encontrarla.

Por otra parte, Amanda Berry no sólo se ha visto con su hermana en el hospital, también ha hablado por teléfono con su abuela, Fern Gentry, para decirle que se encuentra "bien" y confirmarle que la niña rescatada junto a ella es su hija. "He pensado en ti todo este tiempo. Nunca te he olvidado", le ha dicho la anciana a su nieta...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Críticas a la Policía de Cleveland

Tras la liberación de las tres jóvenes secuestradas en Cleveland, en Estados Unidos ha comenzado a desatarse una ola de indignación por cómo se ha llevado la investigación de la desaparición de Amanda, Gina y Michelle en estos años.

Elsie Citron, vecino de Ariel Castro, recuerda ahora que la policía no hizo nada cuando denunció que había visto a una menor desnuda y gateando en el patio trasero de su casa: "Nunca tomaron en serio mis llamadas", ha explicado.

Israel Lugo, otro vecino, dice que llamó a la policía en noviembre de 2011 después de que su hermana viera a una chica dentro de la casa con una niña pidiendo ayuda (probablemente era Amanda). Los agentes llegaron a la casa, pero se marcharon sin hacer nada después de que nadie les abriera la puerta.

Otros vecinos han revelado al diario ''The Washington Post'' que hace años vieron a una chica desnuda arrastrándose por el jardín trasero de la casa de Ariel y que en 2011 oyeron golpes en la puerta. La Policía, aunque se presentó en el lugar, nunca hizo nada...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo