Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Michelle Obama aprende taichi en China

Michelle Obama ha aprovechado su visita oficial a China para continuar con su vida sana, practicando ejercicio. Durante su estancia en el país asiático se ha apuntado a dar clases de taichi, ha recorrido una parte de la Gran Muralla, la más cercana a Pekín, y ha saltado a la comba. Desde luego la mujer del presidente de los Estados Unidos, que siempre está promocionando el deporte y la vida sana, es una caja de sorpresas que siempre tiene alguna novedad con la que impresionarnos.

Michelle Obama ha aprovechado su visita oficial a China para continuar con su vida sana, practicando ejercicio. Durante su estancia en el país asiático se ha apuntado a dar clases de taichi, ha recorrido una parte de la Gran Muralla, la más cercana a Pekín, y ha saltado a la comba. Desde luego la mujer del presidente de los Estados Unidos, que siempre está promocionando el deporte y la vida sana, es una caja de sorpresas que siempre tiene alguna novedad con la que impresionarnos.

1 de 16
Practicando taichi

Durante su visita a China, donde se encuentra para promover los lazos culturales y educativos, Michelle Obama ha demostrado que su energía es sorprendente, pues se apunta a un bombardeo.

En esta ocasión se apuntó a una clase, donde la pudimos ver aprendiendo taichi. La primera dama estadounidense estaba muy concentrada en aprender todos los pasos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 16
Con mucho sentido del humor

Cuando vio que ya había aprendido lo suficiente, parecía querer retar a un joven que se encontraba en la clase. Todos comenzaron a reír por el gran sentido del humor y la simpatía que desprende la mujer del presidente de los Estados Unidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 16
Una más en el aula

Si no fuera porque iba con un uniforme diferente, Michelle parecía ser una alumna más de la clase, y si hubiese llevado la misma vestimenta que los demás hubiese pasado totalmente desapercibida.

La primera dama de Estados Unidos ha demostrado ser una gran persona, para la que la educación y los deportes es algo fundamental en la vida de los jóvenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 16
Michelle Obama, de sport en la Gran Muralla

Michelle Obama se quitó la ropa de gala para vestirse de sport y recorrer junto a sus hijas, Malia y Sasha, uno de los sectores de la Gran Muralla China, la más cercana a la capital.

La primera dama de Estados Unidos aprovechó su último día de estancia, el domingo 23 de marzo, en Pekín para conocer la fortificación histórica correspondiente a la dinastía de Ming, considerada la más fuerte y elaborada, antes de proseguir su viaje a Xian y Chengdu.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 16
Su vestimenta

Para caminar esta parte de la Gran Muralla, la primera dama optó por ir vestida cómoda, pero destacaba por ir completamente de negro.

Su hija Malia lucía una camiseta blanca y unos pantalones negros, mientras que Sasha llevaba una camiseta azul.

Antes de visitar el monumento, las tres almorzaron en una antigua escuela que fue reconvertida en hotel y restaurante, situada en las inmediaciones de la fortaleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 16
Tras la comida, un largo paseo

Tras la comida, dieron un largo paseo aunque se las veía algo cansadas de tanta caminata.

Malia, que parecía tener mucha más energía por ir siempre delante de su hermana y su madre, se asomaba para poder disfrutar de las vistas que se apreciaban.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 16
Paseo agradable y agotador

Michelle Obama y sus hijas demostraron estar en buena forma por lo mucho que andaron y escalones que subieron y bajaron. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 16
Una caja de sorpresas

La primera dama estadounidense es una mujer muy activa, la hemos visto hacer zumba, caminar una parte de la Gran Muralla china... la primera dama estadounidense es una caja de sorpresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 16
Poniendo en práctica lo aprendido

La esposa del presidente Barack Obama se dispuso a poner en práctica lo aprendido y manejaba las bandas intentando dar lo mejor de sí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 16
Recordando su infancia

En su jornada en Chengdu asistió a un centro de conservación de osos panda y a un centro de enseñanza secundaria.

En el colegio se puso a saltar a la comba, sin vergüenza alguna, y mostrando lo divertido que puede ser hacer ejercicio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 16
De regalo un cubo de rubik

En el centro de enseñanza secundaria les dieron un cubo de rubik, pero de goma.

Michelle miraba cómo era el regalo que las hicieron con cara de estupefacción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 16
Exposición de los guerreros de terracota

Durante su visita a la ciudad de Xian, la primera dama estadounidense, junto a su familia, ha visitado la exposición de los guerreros de terracota.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 16
Su discurso en la Universidad de Pekín

Durante su visita, el sábado 22 de marzo, la esposa del presidente estadounidense hizo un discurso en la Universidad de Pekín, donde destacó la necesidad de respetar la libertad de información y de religión.

En esta cita, la primera dama de los Estados Unidos recibió un libro de la 'Historia de la Civilización China', como regalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 16
''Yo no estaría aquí si mis padres no hubieran invertido en una buena educación''

Antes de su visita a la Muralla China, Michelle Obama continuó con su trabajo y participó en una mesa redonda en la Embajada de Estados Unidos en Pekín, donde trataron la temática de la educación.

Entre los participantes en la mesa redonda estaban maestros y familias chinas, por ello quiso aprovechar para recalcar la importancia de recibir una educación de calidad.

"Es algo personal, porque no estaría aquí hoy si mis padres no hubieran invertido en que yo recibiese una buena educación y me presionaran para aprovecharla", aseguró la esposa de Barack Obama quien continuó: "Mis padres no tuvieron oportunidad de educarse, pero una de las cosas que entendieron fue que mi hermano y yo necesitábamos esa base".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 16
Una primera dama con mucho humor

La primera dama de los Estados Unidos tiene mucho humor y mientras se disponían a hacerse una foto, debió hacer algún comentario en el que ni su madre, Marian Robinson, ni el presidente chino pudieron evitar mirarla y sonreír.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 16
Su agenda oficial en China

Michelle Obama viajó hasta el país asiático con la compañía de sus hijas y su madre, Marian Robinson. En un acto del 21 de marzo, la mujer del presidente de los Estados Unidos posó junto a su familia con el presidente Xi Jinping y su mujer, Peng Liyuan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo