Shakira se divide en Nueva York entre su hijo Sasha, el Papa y su ex, Antonio de la Rúa

Shakira ha viajado a Nueva York y se ha llevado a su hijo menor, Sasha, con ella. La cantante ha acudido como embajadora de buena voluntad a una conferencia en UNICEF y este viernes cantará para el Papa Francisco. Además, se va a reunir con el abogado de su ex, Antonio de la Rúa, para resolver cuestiones legales que todavía arrastran de sus años de unión.

image

Shakira ha viajado a Nueva York y se ha llevado a su hijo menor, Sasha, con ella. La cantante ha acudido como embajadora de buena voluntad a una conferencia en UNICEF y este viernes cantará para el Papa Francisco. Además, se va a reunir con el abogado de su ex, Antonio de la Rúa, para resolver cuestiones legales que todavía arrastran de sus años de unión.

1 de 7
Shakira, a favor de la infancia en Nueva York

La cantante colombiana ha viajado hasta Nueva York para ejercer de embajadora de buena voluntad de UNICEF en una conferencia a favor de la infancia en las Naciones Unidas.

También acudió a una conferencia en la que se trataron temas de la infancia organizada por Fisher Prices y Education Nation.

Además, Shakira actuará ante el Papa Francisco, que se encuentra actualmente en Estados Unidos tras su paso por Cuba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Shakira no se separa de Sasha

La cantante luce una figura espectacular, a pesar de haber dado a luz hace ocho meses al pequeño Sasha. A Shakira le cuesta despegarse de su pequeño y por eso se lo ha llevado en su viaje a Nueva York, en el que ha estado realizando una labor de apoyo y difusión sobre los derechos y la educación de los más pequeños. Esta faceta cobra aún más importancia ahora que es madre por partida doble.

Con una agenda de lo más apretada, en el viaje la han acompañado dos ayudantes, que se han encargado de cuidar a Sasha, que con 8 meses recién cumplidos está hecho todo un hombrecito.

Como hiciese con Milan cuando era bebé, la cantante quiere disfrutar al máximo de Sasha y llevárselo a todos los sitios que pueda.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Sasha Piqué, cada día menos rubio

El benjamín del clan Piqué Mebarak abandona poco a poco su aspecto de querubín. Al nacer, contrastaba su aspecto con el de su hermano Milan. Ahora, al pequeño se le está oscureciendo el pelo rubio y también los ojos claros que tanto se asemejaban a su padre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Shakira, muy ocupada en Nueva York

La colombiana se encuentra muy enamorada del padre de sus hijos, Gerard Piqué, con el que tiene una relación desde agosto del 2010. Pero su relación con Antonio de la Rúa no ha quedado atrás todavía. A pesar de que su amor finalizara en el verano de 2010, después de diez años juntos, su ruptura sigue produciendo problemas.

Shakira y Antonio no se llegaron a casar, pero después de una relación tan larga acumularon bienes que ahora tienen que repartirse, con abogados de por medio, como si de un divorcio se tratase.

La colombiana ha aprovechado que cruzaba el océano para reunirse con el abogado de su expareja y continuar negociando el acuerdo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Los rubios dominaban la casa

El futbolista del Barça compartía esta instantánea en su cuenta de Instagram, en la que abrazaba a sus hijos Milan, que ahora tiene dos años, y Sasha, que acaba de cumplir ocho meses.

Es innegable el parecido que guarda el pequeño de la familia con su padre, pues ambos tienen el pelo rubio y los ojos muy claros.

Esto constrasta con Milan, que saca unos rasgos más latinos, con ojos oscuros y pelo castaño, como Shakira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Milan y Shakira, dos gotas de agua

Milán Piqué y Shakira tienen un parecido más que evidente. La cantante subió hace unos días una imagen de ella de pequeña, en la que comparte incluso un corte de pelo parecido al que lleva su hijo mayor.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Sasha y Gerard Piqué, de tal palo tal astilla

El pequeño Sasha Piqué se parecía más a su padre que a su madre hasta hace solo unos meses. Con él compartía el pelo liso y muy rubio; así como unos grandes ojos claros, como mostraron en las redes sociales.

A medida que el niño va creciendo, su pelo y sus ojos se están oscureciendo, por lo que el evidente parecido con su padre puede difuminarse, llegando a ser una mezcla entre sus dos progenitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo