Dos copas de vino tinto te ayudan a adelgazar

¿Remordimientos? Ninguno.

Vino tinto
Getty Images

Dieta Mediterránea, un estilo de vida saludable, ejercicio… y un par de copas de vino tinto. Suena bien, ¿verdad? ¿Y si te dijéramos que esas dos copas de vino tinto te ayudan (además de desconectar) a ADELGAZAR?

Como lo lees. Hasta tres estudios científicos han corroborado las bondades del consumo moderado del vino sobre la salud, entre ellas, la de ayudar a quemar grasas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y la razón científica reside en un compuesto fenólico que se encuentra en la piel de las uvas tintas: el resveratrol. Tiene un gran poder oxidante y es el que permite quemar las grasas. Ayuda a mejorar el rendimiento físico, la fuerza muscular y la función cardíaca.

La dosis diaria recomendada, 250 ml al día.

Getty Images

¿Cómo funciona?

El resveratrol puede mejorar la conversión de grasa blanca en grasa parda y por tanto, a prevenir parcialmente la obesidad según los resultados del Estudio de la Universidad Estatal de Washington. La grasa blanca es la que almacena energía en forma de grandes gotas de grasa y la grasa parda, tiene gotas mucho más pequeña y las quema. Así que este compuesto transforma la primera en la segunda por la producción de calor.

Otra razón que hará que no te entren remordimientos esta noche. Los compuestos fenólicos, presentes en la uva tinta con la que se hace el vino, tienen efecto neuroprotector.

Dichos compuestos se dividen en flavonoides y no flavonoides. Estos últimos son los que están en el resveratrol y los que actúan sobre los radicales libres, neutralizándolos y evitando que dañen a las células.

Y por si fuera poco, el vino tinto tiene vitaminas A, C y B, así como acción bactericida y depuradora sobre el organismo (ayudando a reducir el “colesterol malo” o LDL y aumentar el “bueno” o HDL).

¿Una copita? (Mal no te va a hacer).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza