No tengas miedo de llevar el ombligo al aire y presume de tripa

Un vientre liso es el sueño de todas, no solo en verano, sino en cualquier época del año, ¿quién no quiere usar un vestido ajustado sin necesidad de faja? Una buena alimentación combinada con los ejercicios adecuados son tus mejores aliados. Si quieres saber cómo conseguir estar plana en un mes, sigue leyendo.

Vientre plano tabla de ejercicios
Agencias

Aunque el calor infernal del verano puede reducir el apetito, el verano es época de excesos. Las terrazas, los aperitivos antes de comer, las salidas nocturnas... Y tu cuerpo lo acaba notando. Llega el final de las vacaciones y nos hace descubrir que hemos cogido unos kilitos de más. Pero todavía quedan días de terrazas, baños refrescantes y top cortitos que lucir. Aún así, es tiempo de recuperar progresivamente tu rutina para entrar de nuevo en cintura, y aquí te damos las claves para hacerlo.

1. Evita las bebidas carbonatadas. Son causantes de la inflamación del vientre y de la acumulación de aire en la zona abdominal.

2. Ponle una cruz a los edulcorantes, pues pueden causar mala digestión. Consume más fruta y más verdura para aumentar la ingesta de fibra y así ayudar a mantener el sistema digestivo activo. Mastica bien y tómate tu tiempo para evitar la aparición de gases.

3. Esconde la sal, porque su exceso provoca insuficiencia cardíaca, renal, hipertensión, sobrepeso y retención de líquidos que abultarán tu tripa.

4. El agua es fundamental para un funcionamiento adecuado del sistema digestivo y evitar la retención de líquidos.

5. El ejercicio activa el metabolismo y te ayuda a quemar grasa. Si entrenas el core, la zona abdominal se tonificará.

6. Las cremas reductoras ayudan a quemar grasa abdominal y eliminar la piel flácida si las combinas con hábitos saludables.

Trabaja el core con pilates

Agencias

Las celebrities no renuncian a sus sesiones de trabajo de core o zona abdominal. La practica preferida es el pilates. Alessandra Ambrosio ejercita su cuerpo realizando pilates de máquina en el gimnasio tres veces por semana. Las máquinas ayudan a lograr una mejor postura y a lograr ángulos difíciles de adoptar que no serían posibles de otra manera. Notarás el vientre más tonificado en un mes.

Mejora el abdomen en casa

Getty

1. Eleva las piernas 45º y sube ligeramente el cuerpo. Los brazos, pegados a los costados. Mantén la postura 20 segundos. Repite cinco veces.

2. Tumbada boca arriba, levanta las piernas a la vez que elevas el tronco y pones los brazos en paralelo a las piernas. Mantén 15 segundos. Haz tres repeticiones.

3. Boca arriba, formar un ángulo de 90º con las piernas. Sujeta una de ellas y eleva un poco el tronco. Mantén 30 segundos. Repite dos veces con cada pierna

4. Boca arriba, apoya las manos en el suelo y sube todo el cuerpo, con una pierna estirada, eleva la otra 90º. Mantén 30 segundos. Repite dos veces con cada pierna.

Malla reductora, de Vulkan, 69 €.
Cedida por la marca

Si cuando realizas tu tabla de ejercicios usas prendas deportivas “reductoras” creadas con tejidos termoactivos, como la malla Vulkan (69 €), obtendrás un mayor rendimiento térmico. El resultado es que se crea un efecto anticelulítico y reductor.

Cosméticos efectivos

Cedida por la marca

Los productos anticelulíticos con principios activos a base de árnica, ruscus, hiedra o cafeína, entre otros, actúan disolviendo la grasa depositada en las zonas afectadas. Aplica dos veces al día con un masaje para favorecer la circulación sanguínea.

1. Tensor Firm Corrector, de Biotherm, 30,54 € Comprar

2. Aceite Slim Design, de Elancyl, 27 €.

3. Super Fit, de Rodial, 74,90 €.

4. Aceite liporeductor, de María D’uol, 45 €.

5. Drenante, de Forté Pharma, 18,69 € Comprar

6. Detox, zumo de abedul, de Weleda, 14,70 € Comprar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza