Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Protege tu pelo

Te damos claves sencillas para que recuperes la salud y la hidratación de tu cabello y evites la caída que se acentúa en los meses de otoño e invierno.

Te ofrecemos algunos tips para que tu melena deje de sufrir tanto.

1 de 8
Los factores que afectan a la salud del cabello

El cabello es sensible a multitud de factores externos e internos: la humedad, el calor, los rayos ultravioletas, la carencia de determinadas vitaminas y minerales, el estrés… Por eso te ofrecemos algunos tips para que tu melena deje de sufrir tanto.

• Utiliza una gama de higiene apropiada a tu cuero cabelludo. Haz un primer lavado para limpiar y un segundo en el que realices un masaje tratante y trabajes la fibra capilar.
Cuidado al secar. Cuando retires el exceso de humedad con una toalla, no lo frotes vigorosamente ni lo retuerzas porque puedes romper el pelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
El peine adecuado

Usa el peine adecuado. Haz un primer peinado con un peine de púas anchas, pues al estar mojado, el pelo es más frágil y se rompe con facilidad. Una vez seco, utiliza siempre cepillos de cerdas naturales.
Ojo con las herramientas de calor. Planchas, tenacillas, secadores, pueden dañar tu melena. Si usas secador elige la opción de aire frío, que además te aportará más brillo. Aplica siempre productos protectores del calor y asegúrate de que el pelo está seco al pasar la plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Combate la caída

Con una buena alimentación rica en vitaminas del grupo B, y minerales como el hierro, el zinc y ácido fólico ayudarás a prevenir y frenar la pérdida de cabello. Para asegurarte que tomas las cantidades adecuadas, recurre a tratamientos que combinan la nutricosmética con champús y lociones. La firma Pilfood ha demostrado con ensayos que es capaz de frenar la caída un 90% y genera más de 5.000 cabellos nuevos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Melena lisa sin usar plancha

Te mostramos cómo hacerlo con un cepillo estilo 'raqueta' y un secador. Desenreda bien el pelo; elimina la humedad con ayuda del secador dirigiendo el aire hacia abajo para no hacer nudos; haz particiones en la melena; pon el cepillo por la parte interna del mechón, pasa el secador por encima acompañando al cepillo hasta llegar a las puntas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Fotos: Guillermo Jiménez
Y también te contamos... Tres usos para brocha de blush

Colorete en polvo. Para aplicar el rubor, primero sonríe y en la zona de la 'manzanita', es decir la parte más alta del hueso del pómulo, aplica el colorete en forma circular. Si el rostro es pequeño, no bajes el producto por debajo del pómulo. El tono coral es ideal para pieles cetrinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Fotos: Guillermo Jiménez
Para dar frescura al rostro

En crema. Con esta textura consigues dar mayor frescura al rostro. Toma una pequeña cantidad y reposa la brocha bajo el ojo. Evita dejar pegotes, achatando las cerdas con los dedos. No bajes más de esta zona para evitar un efecto 'panda'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Fotos: Guillermo Jiménez
Un plus de naturalidad

Para labial. ¿Quieres dar un toque diferente a tus labios? Maquilla la boca como lo haces habitualmente, con barra, gloss o crema. Una vez pintados, da pequeños toquecitos con la brocha por la superficie. Con esta técnica se añade un plus de naturalidad y creas diferentes texturas en la fina piel de los labios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Maquilla las mejillas y los labios con brocha

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza