Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Loles León: ‘‘Mi nieto Telmo me ha dado una juventud tardía”

La actriz vive volcada en su trabajo y su familia. Se ha hecho muy casera y experta en las nuevas tecnologías. Ahora está sin pareja, pero es muy feliz porque su primer nieto la tiene “loca, loca, loca”.

La actriz vive volcada en su trabajo y su familia. Se ha hecho muy casera y experta en las nuevas tecnologías. Ahora está sin pareja, pero es muy feliz porque su primer nieto la tiene “loca, loca, loca”.

1 de 6
El salón de Loles pareceuna guardería

Según donde mires, el salón de Loles León parece una guardería. Hay una trona, juguetes, lucecillas de colores, mantitas en el suelo... Son de Telmo, su nieto, de once meses, con el que está viviendo una segunda juventud. Por eso, nos citamos con la actriz en el coqueto restaurante Miss Sushi Serrano en Madrid.

En los dos últimos años, ha interpretado en teatro “La gran depresión”, con Bibiana Fernández, dos películas y dos series. Ahora está a la espera de que TVE emita “Águila roja”: “Mi papel es el de madre del marqués de Santillana (Carlos Areces)y es una maravilla. Luis San Narciso me dijo que lo habían escrito para mí. Me advirtió de que no se estaban pagando los precios de antes, pero en cuanto leí el guión le dije que lo haría. Ya sabes, los actores cambiamos dinero por papel”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
“En Aguila Roja veremos a una Loles dramática“

-¿Qué Loles vamos a ver en “Águila Roja”?
-Una Loles que no se ha visto nunca. Una Loles dramática. Carlos Areces y yo somos madre e hijo, los dos gordos, comilones..., pero luego las cosas se complican. Estoy encantada y tengo muchas ganas de que la emitan, pero Rajoy me lo está haciendo pasar fatal, porque ha cogido la tijera y con tanto recorte se carga las series.

-¿Volverás al teatro?
-Ahí estamos. ¡Bibi y yo hemos tenido tanto éxito!... Pero haremos otra obra, quizá con Rossy de Palma. Porque cine no se hace.

-Con “Los amantes pasajeros”, Almodóvar ha vuelto a la comedia de los ochenta.
-Habría sido gracioso que rodara con todas nosotras, ya viejas. Ha contado con toda la floritura que ronda ahora, con la plana mayor de la tele.

-Recibiste dos premios de la ACE de Nueva York a la Mejor Actriz de Reparto y no te lanzaste como Penélope o Paz Vega.
-No, porque a mí no me pilló tan joven como a ellas. Dos veces tuve la oportunidad de quedarme en Estados Unidos. Mi papel en “Átame” gustó tanto que la NCA, la mejor agencia de representantes del mundo, me hizo una oferta a rabiar y Liza Minnelli me dijo que a ella le habría gustado hacer ese papel. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
“La soledad me ha pesado muchas veces“

-¿Hablabas inglés?
-No; eso era lo de menos, porque me ponían un “coach”, pero pensaba: “¿Qué hago aquí sola?”. Mi hijo me dijo que él no se movía de España. Por otro lado, Penélope me telefoneaba para decirme: “Son las nueve de la noche, acabo de rodar y estoy solísima”. Aguanta –le repetía– porque luego todo va a ser muy bonito. Yo no podía quedarme allí con esos agentes que te buscan trabajo y se van. En los rodajes no sales de las roulottes, porque hasta las pruebas de luz las hacen las dobles. Tuve miedo. No me atreví.

-Desde allí tus papeles hubieran trascendido más.
-Yo soy secundaria. No iba de estrella. No soy Penélope ni Paz en nada, ni en juventud, ni en tipo, ni en belleza. Igual habría tenido una carrera corta o me habría casado y podría hasta estar retirada del cine.

-También te podrías haber casado aquí.
-No, porque desde los siete años tuve claro que nunca me casaría. En América es otra cosa. Allí se casan mucho y yo soy de las que piensan que donde estuvieres haz lo que vieres.

-¿Alguna vez te ha pesado la soledad?
-Sí, claro, y también he llorado mucho sin haberme casado. Yo siempre he estado en pareja. Ahora no, y cuando no lo estás, a la siguiente pareja ya no la quieres para eso de estar un día en tu casa y otro en la mía. Si hay que tener una relación se tiene, pero en mi casa no.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
“Soy una tía feliz“

-Loles, dicen que tienes muy mala uva.
-Yo soy una tía feliz, con una energía maravillosa, una vida tranquila y normal, pero no tolero que pisen mis derechos o que intenten anularme. Por eso, salto enseguida.

-¿Qué te sedujo de los Oscar?
-Fue un impacto. Conocimos a todos, porque Pedro nos invitó a todas las fiestas. 

-¿Qué estrella te impresionó?
-Jack Nicholson. Es como en las películas. Nos decía a Rossy y a mí que nos acercáramos y yo pensaba: “A ver si nos muerde o nos clava el hacha”. Quien más me gustó fue Jeff Bridges, por guapo y elegante. De ellas, Nicole Kidman y Anjelica Houston, con quien hicimos muy buena amistad. He encontrado dos antipáticos: Claus Maria Brandau y Harvey Keitel. A George Clooney me lo encontré en el hall del hotel cuando fuimos con “Todo sobre mi madre”. Es guapísimo. Me acerqué y le dije: “Quiero trabajar contigo”. No me importa pedir trabajo a un director si me gusta lo que ha hecho.

-Eso cuenta Concha Velasco, que cuando le gusta un director no le duelen prendas en decirle que quiere trabajar con él.
-Yo también. No pido dinero sino un papel, y algunos los he conseguido así.

-Eres abuela, ¿tu nieto te ha cambiado la vida?
-Muchísimo. Mi nieto me ha dado una juventud tardía.  Estoy loca, loca, loca con él. Me lo he montado en casa como en una guardería y lo único que quiero es que mi hijo y mi nuera me lo dejen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Loles

Dichararecha, llamando al pan, pan y al vino, vino, Loles es una abuelita cañón, que no renuncia a la buena mesa, “pero siempre con bastante mesura porque si, por adelgazar ni como ni tomo una copita, ¿qué disfruto yo de la vida?”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
La belleza de Loles

Tu producto de belleza ideal... no utilizo ninguno y no tengo arrugas.

En mi bolso siempre hay... de todo. Parece el rastro.

Tu perfume favorito... no tiene nombre. Es una esencia que compro en Tánger.

Lo que más te gusta de tu cuerpo...  mi boca, mis ojos y mi culo.

Lo que menos... la estatura. Soy muy bajita.

Cirugía estética, si o no... siempre y a favor. Yo me quité papada y pecho.

Maquillaje... la raya negra por dentro del ojo y un poquito de color en los labios.

Falda o pantalón... me gusta vestir de todas maneras, excepto con hombreras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo