Xenia Tostado: "Mi sueño es seguir trabajando y ser feliz"

La novia de Rodolfo Sancho, que se incorpora a 'Amar es para siempre', posa con las tendencias del otoño en unas fotos realizadas antes de conocerse su embarazo.

image

La novia de Rodolfo Sancho, que se incorpora a 'Amar es para siempre', posa con las tendencias del otoño en unas fotos realizadas antes de conocerse su embarazo.

Xenia Tostado, una mujer con estilo propio

Pese a lo que pueda aparentar, Xenia Tostado no es, como ella misma confiesa, "ni demasiado tímida ni demasiado frágil". La actriz catalana es una mujer con las ideas muy claras y a la que hemos visto crecer en muchos y diversos trabajos ('Médico de familia', 'Ana y los 7', 'Sin tetas no hay paraíso', 'Bandolera'...) desde que comenzó en la interpretación siendo una adolescente. Ahora, da un paso más en su carrera con un papel muy diferente a los que ha hecho hasta ahora en 'Amar es para siempre'.

A sus 33 años, Xenia vive, además, un momento personal muy dulce ya que espera su primer hijo con el actor Rodolfo Sancho, aunque es algo que prefiere vivir en la intimidad. La actriz, que está embarazada de tres meses, posó para DIEZ MINUTOS antes de conocerse la noticia.

-¿Qué supone incorporarte a una serie tan longeva como 'Amar es para siempre'?
-Es la oportunidad de trabajar en una serie que lleva en pantalla más de diez años y que sabe muy bien lo que hace y cómo lo hace. Es un honor.

-¿Eras seguidora de la serie?
-Lo he sido por temporadas cuando el tiempo me lo ha permitido.

1 de 6
''Me gustan los personajes con mucha carga emocional''

-Das vida a Lourdes, una mujer a la que le cambia completamente la vida a raíz de un suceso. ¿Qué dirías del personaje?
-Es un cambio respecto a todo lo anterior que he hecho y tiene un gran peso dramático. Es un personaje maravilloso, muy interesante como actriz y espero disfrutarlo mucho.

-¿Cómo son las grabaciones en una serie diaria?
-Intensas. El ritmo es frenético y no suele haber mucho tiempo para despistes. Es algo que a mí personalmente no me echa para atrás; al contrario, me gusta trabajar así. Todo está muy coordinado y eso facilita mucho las cosas.

-Has tenido la oportunidad de interpretar papeles muy distintos, ¿cuál es tu personaje deseado?
-Sueño con muchos tipos de personajes. Me gusta la acción, la buena comedia, pero, por encima de todo, los personajes con mucha carga emocional, con historias cargadas de verdad, de intensidad, los que te exigen compromiso y honestidad para abordarlos.

2 de 6
''Tuve total libertad para hacer lo que quería con mi vida''

-¿Qué retos o sueños tienes en lo profesional y en lo personal?
-Seguir trabajando y ser feliz.

-¿Qué es para ti lo mejor y lo peor de ser actriz?
-Es lo que elegí y para mí no hay nada más importante en la vida que hacer lo que a uno le gusta para ser feliz, eso envuelve muchas cosas positivas. Lo peor es no trabajar, lo dura que a veces es esta profesión y lo poco que se cuidan muchas veces los proyectos.

-Ya de niña empezaste a bailar y enseguida te decantaste por la interpretación, ¿te costó conseguirlo en una familia en la que no había antecedentes artísticos?
-No, para nada, nunca tuve que seguir el camino de nadie y tuve total libertad para hacer lo que quería con mi vida.

-¿Qué te dicen ellos ahora?
-Como todos los padres quieren que a sus hijos les vaya bien.

3 de 6
''Fue un regalo conocer a Thaïs Blume''

-Thaïs Blume comentaba que las chicas de “Sin tetas no hay paraíso” seguíais en contacto. ¿Cómo lográis mantener esa amistad?
-Tuvimos mucha suerte, sí; lo pasamos muy bien y seguimos viéndonos. Yo creo que la amistad es algo que no se puede forzar, se da o no se da. En el caso de Thaïs en particular fue un regalo para mí que nos cruzáramos en 'Sin tetas'. Hemos sido compañeras de piso y seguimos compartiendo muchas cosas.

-Todas seguís triunfando (actualmente Amaia en 'Velvet', Thaïs en 'El Príncipe' y María Castro en 'Vive cantando'). ¿Sigues sus trabajos?
-Sí, claro. Si estoy en casa, intento seguir el trabajo de muchos compañeros.

-Tu pareja es Rodolfo Sancho, también actor. Siempre te muestras muy discreta al hablar de amor. ¿Qué lugar ocupa en tu vida?
-Soy reservada con mi vida en general. El amor es la vida, está en todo.

-¿Es complicada la maternidad en una profesión como la tuya?
-Yo creo que sí, que a veces es difícil.

-¿Qué te gusta hacer cuando no trabajas?
-No hay nada que me guste más que viajar, y lo hago siempre que puedo. Me gusta la naturaleza, el deporte y estar con los míos.

4 de 6
''Con los años aprendes a quererte cada vez más''

-¿Qué lectura tienes entre manos?
-'Onirodinámica', de Sergio Villoldo.

-Has dicho que de no ser actriz serías algo que te permitiera disfrutar de la naturaleza. ¿Es una asignatura pendiente?
-No, no es algo pendiente; hago muchas cosas que me permiten disfrutar de ella. A mí me faltan vidas para vivir todo lo que me gustaría y en cada vida tendría una profesión distinta.

-La imagen es importante en tu profesión, ¿cómo te ves ante el espejo?
-Depende del día, con los años aprendes a quererte cada vez más y eso a mí me ha dado mucha tranquilidad.

-¿Cómo te mantienes en forma? 
-Intento comer bien y hacer deporte. Disfruto con la comida, no podría vivir haciendo dieta y sólo intento comer de forma equilibrada.

-¿Alguna faceta desconocida tuya? ¿Te gusta la cocina?
-Sí, me gusta la cocina pero no es mi faceta más destacable. Prefiero bucear o saltar en paracaídas antes que hacer croquetas (dice entre risas).

5 de 6
La bellleza al descubierto de Xenia Tostado

¿Coqueta?... sí, pero sin exagerar.

Lo que más me gusta de mí... me ilusiono fácilmente con muchas cosas.

Y lo que menos... aún sufro por cosas que no dependen de mí.

Me cortaría el pelo de forma radical si... me ofrecieran un papel maravilloso que lo exigiera.

Mi perfume... suele oler a rosas o a cítricos, depende de la época.

Mi producto de belleza ideal... el aceite de rosa mosqueta.

Cirugía estética, ¿a favor o en contra?... ni a favor ni en contra, como en todo, que cada uno haga lo que le dé la gana con su cuerpo y con su vida.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo