Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Laura Sánchez para ''Gente con estilo''

La modelo y actriz nos presenta la moda más urbana para este verano de la mano de Havaianas, antes de pasar las vacaciones junto a su pequeña Naia y su novio, David Ascanio, en Huelva y Tenerife.

La modelo y actriz nos presenta la moda más urbana para este verano de la mano de Havaianas, antes de pasar las vacaciones junto a su pequeña Naia y su novio, David Ascanio, en Huelva y Tenerife.

1 de 7
La entrevista

Empezó en el mundo de la moda con sólo 16 años y ya lleva media vida. Ahora, Laura Sánchez tiene 31 años y no para de trabajar en cosas nuevas. Además de la publicidad, la andaluza también está volcada en su carrera de actriz y, sobre todo, en su hija Naia.

Reconoce que no es una madre sacrificada, sino que se esfuerza para estar con su pequeña siempre que puede, ya que Naia vive en Bilbao con su padre, Aitor Ocio. Laura ha encontrado otra vez el amor con el cantante canario David Ascanio.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
La entrevista

-¿Cómo se presenta el verano?
-Este año no he planificado nada porque tengo unos padres que están en Huelva y un novio en Tenerife.

-¿Cómo te dio por ser actriz?
-La verdad es que no lo busqué. Me “obligaron” a hacer una prueba y luego hice la serie de “Los hombres de Paco”. Lo mismo me pasó con la moda, porque me dieron la oportunidad y vino todo rodado. La verdad es que lo de actriz me vino muy bien, porque cuando me quede embarazada no sabía si iba a poder seguir en la moda, donde vives de tu cuerpo.

-¿Engordaste mucho en el embarazo?
-22 kilos. Tuve suerte y a los tres meses me recuperé.

-¿La interpretación es tu sitio?
-Es uno de mis sitios, porque me lo paso muy bien en este medio y me desahogo mucho.

-¿A ti no te importa hacer escenas de sexo?
-Me da más miedo hacer una secuencia llena de emoción con Juan Diego. Estuve toda la noche sin dormir.

-En las escenas de sexo, David se debe poner celoso, ¿no?
-No, él lo respeta todo. No le gusta verlo. Las escenas sexuales al fin y al cabo son una simple coreografía.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
La entrevista

-¿Qué has encontrado en David Ascanio?
-David es mi complemento perfecto. Estamos muy bien juntos: tenemos una relación normal, no hay altibajos. Hay un entendimiento mutuo y discusiones normales.

-David, aunque se dedica a una profesión como la música, es una persona muy tímida, ¿cómo lleva estar al lado de una modelo tan famosa como tú?
-A él no le gusta exponerse. Creo que hace lo necesario.

-¿Te ha compuesto alguna canción?
-No y no me importa. David no compone canciones biográficas. Habrá retales que sí le recordarán a mí. Lo que hace es que me enseña todo antes de grabarlo.

-¿Cómo se lleva con tu hija, Naia?
-Muy bien. David tiene claro que no es su padre y no hace ese papel. Siempre ha asumido que yo tenía una hija. De hecho, si Naia no le hubiera aceptado, la relación no hubiese evolucionado. Mi hija es lo primero.

-¿Cómo lleva tus constantes viajes a Bilbao para verla?
-No tiene más remedio que aceptarlo y me acompaña cuando puede. David acepta la situación, como lo hago yo también.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
La entrevista

-¿Naia se parece mucho a ti?
-Físicamente no, pero en la forma de ser mucho.

-¿Se sigue pareciendo a la infanta Leonor como cuando era pequeña?
-¡No! (risas). La verdad es que parece extranjera.

-¿Te gustaría que se dedicara a la moda y siguiera tus pasos?
-Me da igual, lo que quiero es que sea feliz y haga lo que realmente le guste. Lo único que la voy a aconsejar es que no deje nunca sus estudios.

-Parece ser que Aitor Ocio, tu ex, va a fichar por un equipo de un país árabe.
-De Aitor no quiero hablar. De las decisiones que tome él, tendrá que asumir las consecuencias.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
La entrevista

 

 

-¿Cómo llevas lo de estar separada tantos días a la semana de Naia?
-Lo llevo muy mal. Así que me paso el tiempo viajando a Bilbao para estar con ella. No creo que sea una madre sacrificada, sino que hago esfuerzos. Acepto lo que me ha tocado vivir, pero no lo apruebo.

-¿Nunca te has arrepentido de ser madre?
-¡Nunca! Fue una niña muy buscada.

-¿Dejarías tu trabajo por amor?
-No. Ese esfuerzo sólo se hace por un hijo. Lo pienso cada vez que piso un aeropuerto y me digo: ¿te compensa hacer el esfuerzo cuando eres madre?.

-¿David y tú os casaréis?
-En algún momento. Lo tenemos en mente.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La entrevista

-¿Tu hija presume de madre?
-Sí. A mí me hace mucha gracia porque se lo toma con mucha naturalidad. Cuando me ve en la tele o en algún anuncio, dice: “Mira tú”.

-¿Cómo llevas las críticas que dicen que eres una intrusa en el mundo de la interpretación?
-No he vivido ese tipo de crítica. Tengo respeto a la moda y a la interpretación. Los que tienen que criticar son los compañeros y ahí he encontrado mucho apoyo. Yo he sido la primera que he criticado el intrusismo en la moda.

-¿Piensas en ganar un Goya?
-Ni me lo planteo.

-¿Para cuándo el cine?
-Medir 1,80 es un inconveniente. Lo que me ha venido bien para una cosa me ha venido mal para otra. Contra la altura no puedo luchar como lo hago contra el acento.

-¿Tus padres cómo se tomaron que fueras modelo con 16 años?
-Mi padre me apoyó y mi madre no porque no entendía que me fuera de casa.

-¿Y lo de ser actriz?
-Mi abuela se lo tomó fatal. De hecho, le ocultamos cosas. Mis padres están encantados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Mi belleza al descubierto

En mi bolso siempre llevo... bálsamo labial.

Tardo en maquillarme... nada.

Voy a la peluquería... cada mes, porque tengo el pelo lleno de canas.

Mi perfume favorito... depende del estado de ánimo.

Lo que más odio de mi cuerpo... no lo digo porque me lo miraría todo el mundo. Doy gracias a Dios.

En mi baño siempre hay... mascarilla de pelo.

Antes de acostarme... me desmaquillo bien, me hidrato, me lavo los dientes y rezo.

Mi producto de belleza ideal... el sérum de David Frances.

Cirugía estética, ¿sí o no?... depende. La verdad es que ahora mismo no me haría nada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo