La muerte de Edgar

Unos delincuentes acaban con la vida de Almonte y dejan malherido a su hijo Mauricio. Nova. Del 7 al 11 de noviembre. 20.00 h.

Gracias al aviso de Paulina, Adrián corre a casa de su hermana y evita una tragedia. Pese a que la pareja acuerda guardar silencio sobre el ataque de la joven y su posterior intento de suicidio, Nuria se apresura a poner al corriente a su padre a sabiendas de que tomará medidas drásticas.

Como la envidiosa joven esperaba, Gonzalo amenaza con denunciar a Julieta, lo que lleva a su hija a prometerle no volver a ver a su amado si olvida el asunto.

Después de que Inés lo increpe por maltratar a Mauricio, a Edgar se le ocurre una idea para saldar su deuda con la mafia y librarse de una muerte segura. “Estoy dispuesto a cederos la custodia de mi hijo, pero necesitaré una recompensa a mi sacrificio”, propone, hipócrita, a Gonzalo. Este cede y ambos legalizan la adopción. En casa de los Murat todos reciben con alegría la noticia, excepto Nuria que no oculta su rechazo por el niño.

Feliz por el regreso de su hijo, Alfonso le propone trabajar con él y el joven acepta enseguida. “Así podré estar cerca de Paulina”, piensa Camilo.

Pese al riesgo que supone, Adrián y la joven Murat siguen viéndose en secreto hasta que Nuria los descubre y los delata. Temiendo por su amiga, Fonseca intercede por ella ante Gonzalo. “Era yo quien estaba con su hija, estamos saliendo juntos”, miente.

Las cosas vuelven a complicarse para Edgar cuando pierde el dinero que le dio su primo y Nuria le propone secuestrar a Mauricio y pedir un rescate: “Yo te ayudaré, pero llévatelo lejos”. Días después, el crío desaparece.

Con la promesa de Paulina de que se reunirá con él, Olmedo acepta un empleo en Playa Linda, ilusionado ante la perspectiva de iniciar una nueva vida junto a su amada. Esto no desanima a Odette, su nueva compañera, que quiere conquistarlo.

La marcha de su hermano enloquece a Julieta y Jaime le da un ultimátum: o se pone en manos de un especialista o se divorcian. Angustiada ante la idea de quedarse sola, la joven visita a una psiquiatra que le diagnostica un trastorno obsesivo-compulsivo.

Desoyendo las exigencias de Nuria, Edgar logra que Gonzalo le ofrezca el doble de dinero que la primera vez y accede a devolverle a Mauricio. Sin embargo, antes de hacerlo unos hombres los acorralan y empiezan a disparar, acabando con su vida y dejando malherido al niño.

René ve en el periódico la foto del empresario hotelero con Inés y reprocha a su madre que no les haya contado que su padre tiene otra familia. Mónica, entonces, va a hablar con Alfonso: “Dile a Gonzalo que si no se presenta en mi casa esta noche, iré a la suya con nuestros hijos”.

Mientras, en el hospital, Mauricio entra en coma y Paulina, angustiada, decide posponer su boda hasta que el niño esté fuera de peligro. “Si quieres romper conmigo lo entenderé”, le dice a su novio. Pero él está dispuesto a esperar el tiempo que haga falta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo