Caprichos del destino

Paulina conoce a Alan y René en la playa y los tres comienzan a charlar sin sospechar que son hermanos. Nova. Del 14 al 18 de noviembre. 20.00 h.

Después de que Adrián la rechace, Nuria se emborracha en un bar y se marcha con un hombre que acaba quitándole el dinero que lleva encima. Sin embargo, el orgullo le impide llamar a su familia y telefonea a Leonel, contable en la empresa, con objeto de que haga un ingreso en su cuenta. Él obedece, pero antes le dice que no será gratis: “Me debes un favor. No lo olvides”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mauricio despierta del coma y Paulina, feliz, abraza a Camilo que también se encuentra en el hospital. En ese momento llega Olmedo y, malinterpretando el gesto, golpea al hijo de Alfonso y rompe con su novia.

Presionado por la insistencia de Mónica en que se divorcie y por el hecho de que René sabe que tiene otra familia, Gonzalo decide enviarlos lejos con la excusa de buscar el momento para proponer a Inés la separación. Luego, pide a su socio que les busque una casa apartada para evitar encuentros incómodos.

La desesperación tras perder a sus clientes por culpa de Murat lleva a Moisés a cerrar su agencia de Puerto Esperanza y trasladarse a Playa Linda a trabajar con sus primos. Hasta allí también se dirige Paulina para reiterar su amor a Adrián y hacerle ver que malinterpretó su abrazo con Fonseca. Tras fundirse en un apasionado beso, los enamorados retoman sus planes de matrimonio y pasan la noche juntos.

Al enterarse, Camilo se ofrece a seguir fingiendo ser el novio de su amiga hasta el día de la boda. Pero sus sentimientos lo traicionan y acaba confesándole su amor.

Las calificaciones de Nuria en la universidad son cada vez más bajas y, para que su familia no se entere, pide a Leonel que le consiga unas falsas.

Fonseca escucha al contable pedir una casa en Chetumal a nombre de Mónica Grepee y, después de investigar, se extraña al comprobar que esa mujer trabajó en la empresa diez años atrás. Sospechando que su padre tiene una amante, el muchacho se enfrenta a él pero Alfonso opta por guardar silencio.

El rostro de Paulina irradia felicidad. A su reconciliación con Adrián se une la noticia del alta médica de Mauricio y la chica decide celebrarlo llevando al niño a pasar la tarde en la playa. El destino querrá que a solo unos pasos de ellos jueguen Alan y su hermano y los tres se conocen sin imaginar el parentesco que los une.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunos días después, René, que se niega a mudarse a Chetumal, se fuga de casa y una angustiada Mónica llama a Gonzalo. Cuando este cuelga el teléfono, Inés, que ha escuchado la conversación, lo interroga: “¿Por qué te llama esa mujer?”. Acorralado, Murat no duda en mentir: “Es la amante de Alfonso”.

Cerca de allí, Paulina, Mauricio y Adrián se divierten en la playa cuando escuchan unos gritos. Sin pensarlo, Olmedo se lanza al agua y rescata a un niño que se estaba ahogando y que no es otro que René.

Pese a la discreción de su hermana Paulina, Nuria se entera de que va a casarse con Adrián y, llevada por el odio y los celos, la delata ante Gonzalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo