Nuria, embarazada

La caprichosa joven se entera de que espera un hijo y planea abortar. Nova. Del 21 al 25 de noviembre. 20.00 h.

La envidia lleva a Nuria a delatar a su hermana delante de su padre: “¡Es una mentirosa! Va casarse con Adrián”. Furioso, el patriarca de los Murat exige a Paulina que cancele sus planes y la echa de casa: “Si no lo haces, olvídate de mi imperio, de mí y de ver a Mauricio”. Sin dudar, Inés sale en defensa de su hija e intenta mediar sin éxito.

No contento con esto, el empresario ordena dar una paliza a Adrián y recrimina a Camilo que se haya prestado a engañarlo.
Tampoco Odette está dispuesta a permitir que la pareja sea feliz y comenta a Julieta sus planes de boda para que lo impida.

No satisfecha con el daño que ha causado, Nuria informa a Gonzalo de que su madre era cómplice de Paulina pues estaba al tanto de su enlace. Sintiéndose traicionado y lleno de rabia, busca a Inés y la golpea violentamente.

Ante la reacción de su esposo, ella se decepciona y lo deja de ver como el hombre perfecto. No obstante, no todo es malo ya que aprovecha la situación para presionar a Murat a que acepte el enlace de su hija con Adrián: “Si das tu consentimiento, nadie sabrá que me has agredido”.
Dispuesta a todo por venganza, Julieta se acuesta con un empleado del banco para obtener unos documentos que pueden mandar a Gonzalo a la cárcel.

Ahora que se ha descubierto la verdad, Paulina pone fin a su falsa relación con Camilo y este decide alejarse para no ver a la mujer que ama con otro hombre. Más tarde, Murat enfrenta a su hermana mayor y le deja claro que no permitirá que siga entrometiéndose en su vida.
Las investigaciones de Fonseca dan resultados y con gran asombro descubre que Mónica es la amante de Gonzalo y tienen dos hijos. “Perdón por no confiar en tu palabra”, se disculpa. Lo que ninguno espera es que Raquel entre en el comedor muy enfadada tras escuchar su conversación y amenace con contar la verdad a Inés.

Finalmente, obligado por las circunstancias, Gonzalo da su consentimiento para el matrimonio entre Adrián y Paulina. Esta comienza con los preparativos y decide invitar a Elisa, René y Alan sin imaginar el parentesco que los une.

Muy dolida y decepcionada, Inés cuenta a Raquel lo sucedido con Gonzalo y esta, ante el delicado estado de su amiga, decide guardar el secreto de la infidelidad.

Gracias a Camilo, Karen se entera que Paulina tiene dos hermanastros, Alan y René, y debe impedir por todos los medios que asistan a su boda. Sin embargo, Elisa también se entera del parentesco que los une y no está dispuesto a permitirlo: “Es hora de que desenmascare a Gonzalo”.

Nuria sigue maltratando a Mauricio y Micaela le exige que cambie o la delatará ante su padre. Por si no tuviera bastante, la caprichosa joven sufre un retraso y continuos mareos y náuseas. Pasados unos días, sus peores temores se confirman al saber que está embarazada y toma la determinación de abortar.

Llega el esperado día de la boda y Paulina, emocionada, se prepara para convertirse en la señora Olmedo. Sin embargo, la llegada de Julieta con unos documentos que podrían encarcelar a Gonzalo de por vida si llegan a manos de la policía, truncan su felicidad: “Tú decides que prefieres. La libertad de tu papá o tu matrimonio con mi hermano”

Publicidad - Sigue leyendo debajo