De sueño a pesadilla

Karen llega radiante al altar y da el “sí, quiero” a Flavio. Sin embargo, pronto se da cuenta del error y pide ayuda para escapar del encierro en el que vive. Nova. Del lunes 26 al viernes 30 de diciembre. 20.00 h.  

En el hospital, Nuria se recupera del parto y sufre una crisis nerviosa al darse cuenta de que su bebé no respira cuando lo coge en brazos. “Tú eres la culpable de todas mis desdichas”, asegura a Paulina tras recibir su visita. Por su parte, Leonel se maldice por haber perdido la oportunidad de tener descendencia con el fin de hacerse con el dinero de los Murat y Gonzalo aprovecha para darle un ultimátum: “Ya no hay nada que nos una y no quiero que el hijo de una prostituta permanezca un minuto más en mi familia. Termina tu matrimonio con mi hija y abandona tu puesto en la empresa o deberás atenerte a las consecuencias”.

Esta tragedia deja devastada a Inés y Gastón no duda en acercarse a ella para ofrecerle apoyo. Murat se percata de la complicidad entre ambos y celoso le reclama a su todavía esposa.
Ante la presión de Leonel, Nuria acepta seguir con él para intentar adueñarse de la fortuna de la familia y suplica a su padre que no aleje de su vida a su esposo.

Por casualidad, Inés y Mónica se encuentran y conversando descubren los engaños de los que han sido víctimas durante años por parte de Gonzalo. Las reacciones no se hacen esperar y mientras que la primera da una bofetada al empresario y le exige el divorcio, la segunda se marcha con sus hijos del país y le deja una carta de despedida: “Jamás voy a perdonarte que nuestra boda fuera una farsa. No quiero saber nada más de ti, y despídete de volver a ver a Alan y René”.

Por otro lado, Paulina forma una familia con la pequeña Valentina y Camilo, a quien se entrega por primera vez. “Vamos a tener otro hijo”, anuncian poco después. Lejos de allí, en España, Adrián también recupera la ilusión al lado de Triana.

El día con el que Karen tanto había soñado por fin llega y en una sencilla ceremonia da el “sí, quiero” a Flavio. Sin embargo, su felicidad pronto se convierte en tormento cuando su esposo impide que Paulina firme como testigo. “Te dije que no la quiero cerca de ti. No es buena influencia”, manifiesta tajante él.

Con el pretexto de estar al lado de su hijo, Rutilio llega a Puerto Esperanza y amenaza a Chelo: “Si cuentas lo que pasó, Beto y Mica van a pagar las consecuencias y tú acabarás muerta”. Asustada y sin otra opción, la sirvienta se marcha de casa de los Murat.

Pasado un tiempo, Gonzalo consigue dar con el paradero Alan y René en Los Ángeles. Una vez allí, trata de llevárselos a la fuerza, pero Elisa sale en defensa de sus nietos y durante un forcejeo cae al vacío. Mónica no puede salvar la vida de su madre y acusa a Murat de ser un asesino. René también clama venganza y decide quitarse el apellido paterno.

El odio de Nuria hacia Paulina es tal que trata de envenenarla para que pierda el bebé. Por suerte, Mauricio se percata y evita que tome una bebida adulterada. Luego, el niño comenta las intenciones de la pérfida Murat y la deja en evidencia delante de su familia. “Quiero que te vayas de esta casa para siempre”, asegura Inés.

En problemas también está Karen ya que desde que se casó con Flavio este la mantiene encerrada en casa. Desesperada, telefonea a Paulina para que la ayude. Arriesgando su propia vida, la joven se presenta con Camilo en el puerto y logran huir con su amiga en una lancha mientras Maccari los persigue.

Pese al miedo de sufrir un nuevo desengaño amoroso, Inés admite sus sentimientos por Gastón y le da una oportunidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo