Marjorie de Sousa admite que mintió en las acusaciones a Julián Gil

Ambos se enfrentan en los juzgados por la custodia y manutención de Matías, fruto de la relación que mantenían hasta hace varios meses.

Julián Gil ha ganado el primer asalto de la batalla legal contra Marjorie de Sousa. La actriz ha admitido que mintió en las acusaciones sobre comportamiento violento y consumo de drogas que vertió sobre su ex pareja. “Para mi siempre ha sido una estrategia legal. Hoy eso me da mucha paz porque era algo que me denigraba como persona”, dijo el argentino.

No obstante, la pareja mantiene el enfrentamiento no solo legal sino también público. Ejemplo de ello fue el episodio en el que el pequeño Matías tuvo una emergenica médica y tuvo que ser trasladado por un amabulancia a un centro médico.

“Me enteré por los medios que Marjorie había pedido una ambulancia, ella no me avisó, yo la pregunté”, asegura el actor argentino. Y es que, la semana pasada el hijo de ambos, Matías, quedó privado de respiración por lo que Marjorie de Sousa llamó a una ambulancia para reanimarlo. Según De Sousa el padre fue avisado, mientras que Gil lo desmentía.

Después del cruce de acusaciones, la actriz decidió difundir el pantallazo de la conversación entre ambos en el que ella le explicaba la situación tras haber visto una llamada perdida de él. “Es una pena seguir llegando a estos detalles tan personales que afectan tanto pero tampoco es justo asumír la situacion como tal solo por que obedece a sus intereses mediaticos. Gracias por su comprensión”, lamentaba la venezolana.

Minutos más tarde, Gil difundió la misma conversación pero con un cambio: él había enviado antes un mensaje preguntando por su hijo después de haber sido avisado por la prensa. “Una vez más, pongo en evidencia las mentiras que la Sra de Sousa utiliza con el único fin de desprestigiarme. Lo hago porque además de Matías, tengo dos hijos más, una familia, un público y un trabajo por el que he luchado toda mi vida y no voy a permitir ni una falta de respeto más. Ojalá la misma energía que utiliza La señora para destruir la usara para construir un futuro de paz y armonía para Matias”, añadía el argentino a la imagen de la conversación.

De esta forma, continúa la lucha dialéctica entre ambos actores, que comenzó cuando el pasado mes de diciembre Julián Gil decidió abandonar el hogar familiar por “no tener valor para decirle a mi suegra que se fuera”.

Desde entonces, el actor de Sueño de amor ha encontrado limitado el tiempo en que puede ver a su hijo: una hora cada viernes. Una decisión que, ha asegurado, acatará mientras lucha porque se amplíe.

“El juez determinó que puedo ver a mi bebé los viernes de once a doce. Yo lo único que he pedido fue poderlo ver y si en este momento sólo puedo hacerlo una hora, eso es lo que vamos a hacer. Yo lo que estoy defendiendo desde que se dio todo esto son los derechos del niño”, dijo Julián.

Según informaciones difundidas, esta podría no haber sido la única decisión sentenciada por el juez. También se podría haber determinado que Gil debería abonar a partir de ahora el 20% de su salario en concepto de manutención a la venezolana, Marjorie de Sousa, para el cuidado del pequeño.

Sin embargo, el abogado del argentino ha desmentido que se haya llegado a ningún acuerdo. En exclusiva para El Diario, el letrado ha destacado que “no ha habido sentencia, ni fallo, ni decisión de ningún juez eso no es cierto y no sé dónde han podidio salir esos supuestos documentos que yo no he visto”.

Se trata de una contradicción más relacionada con el polémico proceso de separación de la que fuera la pareja más destacada de la farándula en México. Cabe recordar que ambos tenían planes de matrimonio cuando anunciaron la ruptura de la relación.

Lo que sí ha habido, ha sido una vista previa al juicio previsto para el día 2 de junio en la que no se llegó a ningún acuerdo. “Fue un tira y afloja, estuvimos tratando de mediar y no se pudieron conciliar cosas de lado y lado, pero de alguna manera es positivo porque ya pudimos iniciar un proceso en pro del niño”, declaró Gil a la salida.

Desde que se confirmara su separación a principios del pasado mes de abril, la pareja ha realizado varias declaraciones a los medios. Mientras que Julián Gil señalaba a la presencia de una tercera pesona en la relación, que podría haber sido la madre de Marjorie, la venezolana aseguraba que el desgaste de la relación habría sido el detonante de la separación.

A raíz de este momento, ambos actores se enzarzaron en un proceso judicial para la custodia y manutención de su hijo, Matías. Durante el proceso, Marjorie de Sousa ha acusado al actor de ser violento y ha solicitado que se someta a un análisis de alcohol y drogas.

Gil respondió la petición, por su parte, solicitando un análisis psiológico de su expareja. Una petición que iría en la línea de las declaraciones de la propia actriz que aseguraba en una entrevista haber sufrido una depresión postparto sin dejar que nadie se acercara al pequeño.

Cada vez que lo sostenía Julián le gritaba”, confesaba en la entrevista. “Yo no estoy utilizando a mi hijo para conseguir más fama o más dinero. No lo necesito. Solo quiero que crezca sano y que sea feliz”, se defendió la actriz.

A lo largo de este mes, la situación ha afectado no sólo a los actores sino también a su círculo de amistades y compañeros. Ejemplo de ello fue la campaña de apoyo a Julián Gil movida a través de las redes sociales. Esta se formó después de que el actor publicara una fotografía con su hijo rompiendo un acuerdo con la revista People en Español.

En esta campaña participaron actores y actrices como Sabrina Seara (El Señor de los Cielos), Yul Burkle (Silvana sin lana), Lincoln Palomeque (Señora Acero), José Guillermo (Bajo el mismo rostro), Angelica Vale (La fan), o Michelle González (La candidata).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela