Roberto Palazuelos: “Los mexicanos y los españoles tenemos química en el trabajo”

Vivir en Cancún le abrió las puertas de la coproducción andaluza y mexicana que emite Canal Sur y la experiencia ha sido tan buena que sueña con rodar en España si hay una tercera temporada.

Empresario, actor y abogado, el recordado Camilo de Mañana es para siempre nos atiende desde la costa mexicana, donde regenta varios hoteles. Aunque se siente feliz con la nueva oportunidad que le ha brindado Entreolivos, cuya segunda temporada terminaron de grabar en febrero, y ya piensa en nuevos proyectos televisivos, tiene claro que la tranquilidad de su futuro le llegará de la mano de sus negocios. “No aguantaré siempre en la actuación y los hoteles me dan para terminar la vida a gusto”, asegura Roberto.

¿Cómo llegaste a esta serie?
Los españoles estaban buscando actores mexicanos y averiguaron que uno famoso vivía en Cancún, donde iban a rodar. Les cuadró mi imagen y no tuve ni que hacer casting. Fue una suerte y una gran experiencia trabajar en el sitio donde resido.

¿Qué tal con los españoles?
No he conocido a todos, solo a los que vinieron y son unos grandes profesionales. Los españoles y los mexicanos tenemos muy buena química y estas sociedades mixtas funcionan bien. Hablamos el mismo idioma, los paisajes de México son increíbles... Solo nos diferencia el ritmo de trabajo: el nuestro es más fuerte y ellos descansan más.

Eres empresario como Santiago, ¿te ha servido tu experiencia?
Ha sido fundamental. La primera temporada la paso negociando: soy un productor de cine que entra en el negocio del aceite de oliva andaluz. Me vino muy bien conocer el lenguaje empresarial y las expresiones corporales.

Suelen verte más como villano...
En general, sí. Aquí solo lo soy un poco al principio, pero luego se da la vuelta. Me gusta mucho este personaje porque tiene tela donde cortar.

¿Qué papeles te atraen?
Me interesan los que tienen carácter y dan juego, como los villanos. Tienen personalidad, suelen ser coquetos, se relacionan con las chicas guapas de la historia y se divierten más.

¿Te ha ayudado el físico en tu carrera como actor?
Ayuda, pero no la mantiene. He trabajado muy duro para llegar a lo que tengo ahora. No ha sido de la noche a la mañana.

De todo lo que haces, ¿qué es lo que te interesa más?
Mi futuro de mayor lo veo como empresario: la actuación es dura y no creo que aguante siempre arriba, y ser abogado exige pelearse con todo el mundo. Sin embargo, mis hoteles me dan para vivir muy bien. En unos años, a lo mejor vendo un par, guardo unos millones en el banco, vivo ranquilamente y le dejo los demás a mi hijo, Roberto.

¿Tienes algún proyecto a la vista?
Este año estreno tres películas, Hasta que la boda nos separe, Cofradía y Mirreyes contra Godinez. Suelo intercalar telenovelas con cine, aunque a raíz de mi divorcio esta vez estuve más tiempo alejado de la tele, pero llegó Entreolivos y ahora ya estoy hablando con mis productores favoritos a ver si sale una buena historia.

¿Cómo llevaste tu separación?
Casarme fue una experiencia bonita, pero el matrimonio no me gustó. No funciono ahí: algunos somos demasiado libres. Ahora Yadira y yo somos amigos, vivimos cerca y cuida de mi hijo.

¿Qué buscas en una mujer?
Apoyo moral y una buena relación tanto sexual como de comunicación. Pero ahora no pienso en eso. Acabo de salir de una relación de 18 años y sería una tontería precipitarme. Quiero disfrutar de mi hijo y de mí.

¿Qué tal padre eres?
Soy su amigo, pero cuando hay que ser duro lo soy. Tenemos aficiones comunes: coches, fútbol, el Real Madrid, bucear...

¿Te gustaría tener más?
Ser padre es lo mejor que me ha pasado. Ojalá Dios me regale una niña en el futuro.

¿Crees que la infancia que viviste marca la relación con tu hijo?
Me faltó el cariño de mi madre, que no estuvo conmigo, por eso le doy a Roberto tanto amor. Quiero ser un gran padre.

¿Seguirá tus pasos?
Le veo dotes de empresario. Con 7 años me decía que lo que heredara lo triplicaría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela