Luz Cipriota se muda a España: “Me muevo por instinto”

Esta actriz de 33 años que conocimos en ‘Soy Luna’ fue subcampeona de gimnasia rítmica en Argentina pero tenía claro que la actuación era lo suyo y se lanzó sin dudarlo y con pasión.

En 2006 debutó en la película mexicana Déficit, de Gael García Bernal, y ya no ha parado de trabajar. Luz Cipriota ha conseguido un importante premio en Argentina y ha trabajado en decenas de países. Sus ansias de conocer mundo le han traído a España, donde ha trabajado en Las chicas del cable y ha conocido al amor de su vida, el modelo y actor Andrés Velencoso.

¿Cuánto llevas en Madrid?

Cuatro meses. Soy bastante curiosa y siempre he querido desarrollar mi carrera en distintos países. He estado en México, Italia, Colombia, Uruguay, Brasil… Ahora, me apetecía conocer España, vine y surgió Las chicas del cable.

Tú no esperas a que te llamen…

Salgo de mi zona de confort sin problema y busco nuevos desafíos. Por ejemplo, estando en Argentina me ofrecieron un personaje que hablaba italiano y acepté sin saber el idioma. Fue hace dos años en una película que se titula Onda su onda.

¿Siempre quisiste ser actriz?

Sí, y es raro porque en mi familia nadie se dedica a ello. Desde niña, me gustaba cantar y bailar, pero no tenía referentes de nadie. Empecé con clases de gimnasia rítmica y creo que acerté porque al final mi cuerpo es mi instrumento y tenerlo afinado me ayuda mucho.

Y llegaste lejos con ese deporte.

Fui subcampeona nacional de Buenos Aires. A partir de la gimnasia surgió la necesidad de actuar porque me di cuenta de que lo que me llenaba era hacer una coreografía con la música. Lanzar y coger una pelota en el aire me parecía secundario.

¿Has encontrado muchas piedras en el camino?

Sí, pero me han ido haciendo más fuerte. El problema de los artistas es que tienen que crearse su recorrido pues no hay un libro ni reglas. No es como estudiar n una universidad que está más marcado. En mi caso no tener normas no supone problema porque yo me muevo por instinto y pasión.

¿Qué recuerdos guardas de ‘Somos ángeles’ y ‘Soy Luna’?

Tamara, la profesora de Soy Luna, fue un desafío porque nunca había patinado, salvo un fin de semana con amigos. Tuve que esforzarme al cien por cien y aprenderme coreografías. Creo que lo logré gracias a mi base de gimnasia rítmica. Además, la telenovela me puso en contacto con público de medio mundo y me abrió muchas puertas. En Casi ángeles mi paso fue fugaz, aunque lo recuerdo como algo lindo porque cantaba y tocaba la guitarra, que me encanta.

¿Qué trabajo te ha marcado más?

El maestro, la serie argentina por la que gané el premio Martín Fierro. Interpreté a una bailarina de ballet y tuve que formarme muchísimo. Además, era una chica anoréxica y homosexual, por lo que tuve que explorar varios frentes desconocidos para mí y hacer que resultaran creíbles.

¿Cuál es tu próximo proyecto?

De momento estoy descansando y disfrutando de España y su gente. A la vez estoy armando mi propia productora y esperando en México el estreno de Ruidosas, donde encarno a Eva Perón, otra responsabilidad.

También en España has encontrado el amor en el modelo y actor Andrés Velencoso.

La verdad es que estoy muy bien. Ninguno de los dos somos dados a expresarnos al respecto, pero estoy muy contenta. Eres profesora de teatro infantil. Desde hace seis años doy clases en Argentina de teatro musical. Lo hago por amor al arte y porque los niños me devuelven mucho más de lo que yo les doy. Me haría ilusión poder retomar esta faceta también aquí.

¿Tienes pensado quedarte con nosotros o volverás a Argentina?

No hago planes a largo plazo aunque, de alguna manera, estoy forjando mi base en España.

¿Te planteas formar pronto tu propia familia o esperarás?

No tengo prisa. Estoy centrada en mi carrera y tendría que asentarme en algún lugar. Sé que si decido ser madre cambiarán mis prioridades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela