Vivir sin recuerdos en ‘No sueltes mi mano’

Feride sufre amnesia tras un desmayo y Azra, conmovida, se ofrece a cuidarla. Divinity. Del 4 al 8 de noviembre. 16.45h

No sueltes mi mano

Después de que Sumru les echara de casa, Azra no tiene a nadie a quien acudir y debe pasar la noche a la intemperie junto a Mert. A la mañana siguiente, se cuela en un hospital para que su hermano pueda dormir por unas horas en una cama y luego comienza a buscar trabajo. Por casualidad, llega a los restaurantes Çelen y se sorprende al encontrarse con Cenk.

El joven acaba de incorporarse y Feride ya tiene planes para él. “Quiero que estés a mi lado. Hereda el negocio y una vez que lo hagas yo me retiraré”, comenta. Tarik, al enterarse, se alegra por él, pero no así su padre. “No puedes permitir que se quede con todo. Debes ser ambicioso. Permanece en el lugar adecuado y tú serás el que consiga el éxito”, alecciona a su hijo.

Los Çelen se pelean por el poder de la empresa

En un descuido, Mert sale sin Azra y la chica se desespera al no encontrarlo. Sumru se cruza con él mientras deambula por las calles y, accidentalmente, lo atropella al perder el control de su vehículo. Muy alterada, se baja y trata de auxiliarlo. Feride escucha una conversación de sus nietos, Arda y Melis, con Serap en la que dejan patente el odio y rechazo que sienten por ella. Dolida, la mujer se va de casa para dedicarse a hacer obras de caridad. Durante una de ellas, la señora se desmaya. Azra, que está buscando desesperado a su hermano, se cruza con ella y no duda en llevarla al hospital. Allí, los médicos confirman que ha perdido la memoria y la chica conmovida decide hacerse cargo de ella.

Ajenos a esto, los Çelen se pelean por hacerse con el mando de los negocios y Cenk da un golpe de autoridad. Además, al saber que Azra ha perdido a su hermano, la ayuda. La ambiciosa Sumru, por su parte, se entera de que su difunto esposo Kemal tenía un seguro de vida y busca la forma de cobrarlo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela