Alejandra Meco forma parte de ‘El secreto de Puente Viejo’: “Me encanta viajar”

Se hizo actriz para vencer su timidez y el escenario fue transformándola. Ahora vuelve a una ficción diaria más segura y entrenada tras su paso por ‘Acacias 38’, donde encarnaba a Teresa Sierra

Se considera una mujer con mucha suerte porque, poco a poco, está haciendo realidad su sueño de ser actriz. Aunque al principio el pudor fue el enemigo a batir, la experiencia que consiguió en Acacias 38 durante un año está sirviéndole ahora en El secreto de Puente Viejo, donde ha llegado más entrenada y con gran fuerza e ilusión. Viajera empedernida, amante de los idiomas y de otras culturas, a la menor oportunidad coge un avión y se marcha lejos, algo que la enriquece de forma especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo valoras tu reciente incorporación a El secreto…?

Ha sido fácil si lo comparo con los principios de Acacias 38. Me dieron una protagonista y me costó. Cuando llegué a Puente Viejo ya sabía a lo que me enfrentaba, aunque eso no significa que no requiera esfuerzo.

¿Pensaste que te ficharían?

No. Fue una sorpresa enorme, además de un halago para mí.

¿Qué esperas de este novela?

Durante los primeros rodajes pensé que sería como Acacias 38, pero, por suerte, Elsa es más alegre que Teresa y eso me motiva mucho. Quiero que mi personaje me vaya sorprendiendo. Como actriz me noto con más tablas y ya sé lo que funciona y lo que no a la hora de grabar.

¿Cuál es la clave para mantener el ímpetu en una ficción diaria?

Yo lo veo como un aprendizaje. Lo mejor es ser organizado, aunque yo no lo sea mucho, algo que compenso con mi buena memoria, y conocer tus límites.

¿Qué te pareció llegar a la producción de Antena 3 con una boda?

¡Me encantó! Fue un inicio por todo lo alto. El actor que hacía de cura era un compañero mío de la escuela y me sorprendió que estuviera allí y me casara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y el secuestro?

Las secuencias del torreón fueron bastante duras. Los interiores se grabaron durante una jornada y estaba sola. Fue mi segundo día de rodaje. Aunque la mayor parte del descenso la hizo una especialista, la parte final la hice yo y el cansancio de la escena ayudó a crear el estado del personaje. Tengo vértigo y sufrí igual que Elsa.

Personalmente, ¿cómo eres?

Soy una persona muy activa, nunca paro de hacer cosas. Me encanta viajar y aprender idiomas. Hablo inglés, algo de francés e italiano, casi perfecto.

¿Por qué? ¿Es tu favorito?

Estuve un año viviendo en Italia, de Erasmus. Lo recuerdo como una experiencia estupenda. Además, allí trabajé también como dependienta y modelo.

¿Cuáles han sido tus últimos viajes más exóticos?

He estado en Japón y en Puerto Rico y creo que este año me iré a India y Nepal.

¿Cómo te llevas con tus compañeros María Lima (Antolina) e Ibrahim Al Shami (Isaac)?

Muy bien. Somos jóvenes todos y mis compañeros dan mucha alegría al plató. Son casi novatos en televisión.

¿Les has dado algún consejo?

Los primeros días estaban nerviosos, pero ellos se lo toman de forma distinta a mí. Yo soy muy perfeccionista y sufría al estar en una serie diaria en la que no había tiempo para mejorar.

¿Sigues en contacto con tus compañeros de Acacias 38?

Sí. Quedamos y coincidimos en el comedor del plató porque todos trabajamos para la misma productora, Boomerang TV.

Y acabas de rodar un corto…

Tenía ganas de hacer cosas diferentes. También debutaré en el teatro con una comedia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38