El dilema de Juliana

Duda si confesar a Víctor que Leandro es su padre, como el sastre le ha exigido. La 1. Del lunes 16 al viernes 20 de mayo. 16.25 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Teresa obedece a Cayetana

La maestra manda llamar a sor Brígida, como le ha sugerido Cayetana, y malmete contra Aparicio, que finalmente decide denunciarlo. Los rumores no tardan en desatarse por el barrio lo que propicia que Oliva cambie de opinión y acceda a vender los terrenos del cementerio al patronato De la Serna.

 

El ruego de San Emeterio

Mauro trata de convencer a Peiró para que no mande al garrote a Casilda y busquen a Calanda…

Peiró sigue en sus trece

…  pero el inspector se opone e incluso obliga a la criada a firmar un escrito inculpándose.

Martín, a la cárcel

A pesar de la petición de San Emeterio de que se mantuviera al margen, el mozo es incapaz de ver como su amada sufre injustamente y se presenta en comisaría: “Yo soy el culpable del atentado”.


Leonor no levanta cabeza

La joven está muy deprimida tras la muerte de Maximiliano y ni las visitas de su amiga María Luisa logran animarla.

La revelación de Felipe

Para colmo, en la lectura del testamento llevada a cabo por Felipe descubre que su padre compró unas tierras días antes del fatídico atentado.

Continúan la preocupaciones para Leonor y Rosina

Lo que provoca una fuerte discusión con Rosina por la manera de administrarlas. Finalmente, deciden organizar un viaje para conocerlas.


Los Palacios, felices

Mejor van las cosas en casa de los Palacios ya que Ramón se recupera satisfactoriamente de la operación y para celebrarlo, colma de lujos y atenciones a Trini y María Luisa. Felipe, por su parte, acepta hacerse cargo de todos sus negocios.

Mauro arresta a Martín

El policía intenta que Martín deshaga su declaración, pero él se niega: “Quiere que liberen a Casilda”. Sin otra opción, el inspector cumple su deseo…

Casilda protege a Martín

… pero la criada rechaza su perdón.

 

 

Mauro y su charla con el padre Fructuoso


Más tarde, San Emeterio va a interesarse por Humildad y ante la negativa de ella a recibirlo, pide ayuda al padre Fructuoso.

San Emeterio vuelve con Humildad

Finalmente, logra verla y al descubrir que la chica morirá pronto a causa de las secuelas del atentado, le ofrece su ayuda.

El sacrificio de Mauro

 “Nuestro amor no puede ser. Debo permanecer a su lado”, comunica con pesar a Teresa.

El regreso de Casilda


A su llegada al barrio, Casilda es recibida con insultos y piedras, ni siquiera Rosina y Leonor la apoyan. Horrorizada, la muchacha sale corriendo y horas después aparece en el altillo para anunciar una drástica decisión: “Me marcho de Acacias para siempre”.

Leandro da un ultimátum a Juliana

El sastre por fin se arma de valor y enfrenta a Juliana: “Ya sé que Víctor es mi hijo”. La chocolatera es incapaz de reaccionar y el hombre le da un ultimátum antes de irse: “Cuéntale la verdad o lo haré yo mismo”.


El dilema de Juliana

La mujer no se atreve a hacerlo pues teme la reacción de su hijo.

Servando, el restaurador

Servando decide reconstruir la estatua de la Virgen de los Milagros y al ver que con la explosión se ha borrado el rostro, lo pinta.

El enfado de Susana

El resultado es desastroso y Susana pone el grito en el cielo al verlo. 

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38