Teresa, destrozada

La maestra cree que Mauro y Sara son amantes tras encontrarlos juntos en la cama y se derrumba. Cayetana intenta sin éxito consolarla. La 1. Del 16 al 20 de enero. 16.25 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mauro, cansado de Fernando

El policía cada vez soporta menos la presencia Mondragón, que insiste en conquistar el corazón de Teresa.

La decisión de Teresa

La maestra se percata y decide distanciarse de su compañero del patronato para no poner en peligro su relación con Mauro.

La huida de Cruz

La policía sigue buscando al delincuente, que recurre a Celia para huir.

Celia burla a la policía

La mujer, enamorada como está de Cruz, le ayuda a escapar. ¿Cómo lo hará?

Arturo se cita con Rosina

Valverde tiene un detalle con Rosina para agradecerle su ayuda en el arreglo de la casa. ¿De qué se tratará?

Las sospechas de Simón

Mientras, el mayordomo no se quita de la cabeza que Susana es la mujer que busca.

Liberto y Elvira, solo amigos

La chica confiesa al sobrino de Susana que su corazón pertenece a Simón y ambos deciden poner fin a su relación amorosa.

La pesadilla de Cayetana

La señora confiesa a Teresa que ha visto en sueños cómo Fernando la mataba.

Mauro aloja a Sara

San Emeterio se siente en deuda con la muchacha y le da alojamiento en su casa. Esa misma noche, ella le vierte un líquido sospechoso en la copa de vino que se toma durante la cena.

Teresa sospecha de su amado

A la mañana siguiente, la maestra se sorprende cuando llega a casa de Mauro y se encuentra con Sara. Por un momento duda del amor del policía, pero decide eliminar ese pensamiento de su cabeza y animarse pensando en su cumpleaños.

Elvira se declara

La muchacha sigue cuidando a Simón, a quien acaba confesando sus sentimientos.

Lolita tiene la mosca detrás de la oreja

La criada empieza a sospechar que el mayordomo y la señorita Elvira tienen una relación pues solo así podrían justificarse las continuas visitas de ella al altillo.

Lliberto aconseja a Elvira

El joven se da cuenta de que su amiga se está poniendo en peligro y se lo advierte: “Tu padre se dará cuenta de lo que sientes por el mayordomo si te ve ir tanto al altillo”.

El plan de Sara

La chica vuelve a drogar por la noche a Mauro y cuando se despierta no recuerda nada de lo sucedido.

La advertencia de Huertas

La muchacha asegura a Felipe que su esposa no es tan cándida e inocente como cree. “La he visto besándose con otro en el parque”.

Una sorpresa para Teresa

La profesora llega emocionada a casa de su enamorado dispuesto a darle una sorpresa, pero será ella quien se la lleve pues encuentra a Mauro con Sara en la cama.

Mauro echa a Sara

Aunque una vez más el policía no recuerda nada de lo ocurrido, está convencido de que su inquilina le ha tendido una trampa y la echa de casa. Luego, en soledad, recuerda cómo su amada se fue destrozada y sin admitir explicación alguna.

Teresa, destrozada

Para entonces, Teresa llora sin consuelo en brazos de Cayetana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38