Amparo Fernández es Susana en ‘Acacias 38’: “Soy sensible y cariñosa”

La actriz se muestra esperanzada después de que haya comenzado la reconstrucción de los decorados arrasados por el incendio del pasado 11 de marzo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La interpretación nunca estuvo entre las metas de esta artista valenciana de 56 años, pero después de tres lustros ganándose la vida como bailarina se cruzó en su camino y la atrapó. Con una sólida carrera en el teatro, Amparo Fernández reconoce que ha aprendido mucho de la tele encarnando a la dueña de la sastrería de Acacias 38 y que sufrió con el incendio que el 11 de marzo arrasó uno de los platós de la novela.

¿Qué sentiste cuando os comunicaron que la calle había ardido? 

Un vacío inmenso, como si me hubieran arrebatado a alguien. Pensaba en mis tijeras, mis telas… A todos nos pasó igual, tanto tiempo dando vida a esos decorados y de pronto ya no estaban. Me imaginaba a nuestros personajes flotando por encima del humo… ha sido tremendo.

¿Qué pasará ahora?

Creía que todo se había acabado, que la productora no continuaría con la novela pero nos han asegurado que sí, que van a reconstruir la calle. Hay que quitarse el sombrero porque es un gran esfuerzo. Estamos muy contentos. Yo deseo volver a ser Susana.

Además, tu personaje tiene ahora mayor peso tras la revelación de que Simón [Jordi Coll] es su hijo. Parece vulnerable…

Yo defiendo con cariño su carácter agrio, existen muchas personas así. Hay amigas de mi madre que no pudieron casarse con el hombre que querían por imposición familiar… Es difícil vivir en represión y más para las mujeres.

Susana enviudó joven y tuvo que ocuparse de su hijo Leandro [Raúl Cano] y del negocio sola. Creo que siempre ha tenido su corazoncito y ahora se verá gracias a Simón. Además, estoy encantada porque Jordi es maravilloso como actor y como persona.

¿Es tu favorito?

Estoy feliz con todos. Con Jorge Pobes, que hace de mi sobrino Liberto, con Miguel Diosdado, que interpreta a mi nieto… Y echo de menos a Raúl, ojalá vuelva. Se podría escribir una serie aparte con mi matriarcado, tengo buenos genes (risas).

¿Tienes amigos en la novela?

Solo conocía a Marc Parejo [Felipe], con quien coincidí en el musical Balansiyá, pero ahora me llevo bien con todos. Inma Pérez [Fabiana] es una gran mujer que me ayuda a estar en Madrid cuando extraño a mi familia, que vive en Valencia y Mallorca. Sandra Marchena [Rosina] también es una buena amiga… Nos hemos encontrado un grupo de buenas personas, humildes y con ganas de trabajar. Para mí eso es fundamental, soy sensible y cariñosa. No podría participar en un proyecto donde no me sintiera querida o arropada.

No te pareces en nada a Susana…

¡Eso dice mi madre! Me cuesta verme tan señora y amargada porque me considero sencilla, alegre… Los compañeros se ríen conmigo, no cuento chistes pero soy muy payasa. 

¿Te paran por la calle para hablarte de tu papel?

La gente no me reconoce. El otro día una señora me pidió una foto y me puse tan contenta.  

¿Qué escena de Acacias 38 te ha resultado más divertida y por qué?

Aunque la trama no era para reírse, lo pasamos muy bien grabando el robo en casa de Arturo Valverde [Manu Regueiro]. El jefe de los ladrones era mi marido, Carles Sanjaime [Julio].

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38