Sin consuelo

Pablo descubre que los cuerpos encontrados bajo los cimientos son Germán y Manuela. Furioso, está a punto de cometer una locura contra Cayetana. La1. Del 24 al 28 de julio. 17.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Comienza el carnaval y los vecinos encienden la hoguera para quemar el muñeco de Úrsula. No contentos con esto, intentan linchar a la señora cuando hace acto de presencia en el barrio.

Mauro se ve obligado a intervenir para evitarlo. “Voy a vengarme de esta humillación”, promete Dicenta mientras huye. Por su parte, Teresa tiene un duro cara a cara con Cayetana y la amenaza: “No dejaremos de luchar hasta que se haga justicia”.

Adela está feliz fuera del convento y se integra en la vida de Acacias.

Simón se convierte en su mayor apoyo y ella le hace una inesperada reveleación de su pasado: “Mi padre me separó de Carlos, el hombre que amaba”.

Antoñito se niega a invertir el dinero del altillo en bolsa y le revela a Víctor el por qué: “Es una estafa”.

Sin embargo, cuando Lolita se distancia de él y le hace continuos desplantes, decide cambiar de opiinión. También Arturo se interesa por el negocio.

En el momento en que Méndez insta a Mauro a revelar el paradero de Úrsula, esta se entrega en comisaría y asegura tener una coartada el día que Tirso falleció.

Estaba de visita en el sanatorio donde está ingresada su hija Blanca. Al comprobar que dice la verdad, no tienen más remedio que dejarla en libertad.

Mientras que Ramón comunica a su familia que ha comprado el colegio Carlota de la Serna...

... Celia contrata a Simón debido a su buen hacer en la reunión con los italianos.

Pero no todo son alegrías para el mayordomo ya que Susana no ve con buenos ojos su cercanía con Adla y comienza a hacer gestiones para que esta regrese al convento.

Fianlmente, Teresa y San Emeterio consiguen los permisos para las excavaciones y hallan los cadáveres de Germán y Manuela.

La noticia conmociona a los vecinos, sobre todo a Pablo, que queda destrozado al saber que su hermana está muerta y no feliz viviendo la vida que deseaba.

Esto le hace estar a punto de cometer una locura. “Es mejor esperar. Muy pronto un juez le hará pagar por sus crímenes”, asegura la maestra.

El joven Palacios aprovecha lo que ha recaudado para dar beneficios a la gente del altillo y, al ver su alegría, se anima a pedirle a Lolita una cita.

Casilda advierte a su amiga de los obstáculos que separan a señores y criadas bajo su experiencia con Pablo, pero ella no pierde la ilusión y Trini la ayuda a prepararse.

En la portería, Servando tiene una idea para comunicarse con Paciencia: usará los rodillos del fonógrafo para enviarle un mensaje de voz a Cuba.

Úrsula visita de nuevo a Alday y le hace una última petición antes de revelarle el nombre de su hija: “Quiero que se case conmigo”. Obligado por las circunstancias, él accede.

Ajeno a esto, Mauro convence a Teresa de confesar su verdadera identidad para que Sotelo-Ruz pierda el favor de la gente y así no pueda interponerse en la investigación policial.

No obstante, antes de hacerlo la maestra mantiene una sincera charla con Fabiana: “Sé que eres la madre de Cayetana”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38