Elena González da vida a Blanca en ‘Acacias 38’: “Me encantaría hacer una película de acción”

El cine es la gran aspiración de esta actriz asturiana a quien apasiona cantar y bailar y que agradece al género el haberle abierto las puertas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Asturiana de Avilés, esta actriz de 26 años llegó hace cinco a Madrid nada más terminar sus estudios de Arte Dramático en Gijón. Aunque echa mucho de menos su tierra, Elena González siente que su sitio está en la capital, donde aprovecha el tiempo libre para “montar en bici, pasear por el Parque del Retiro, ir al teatro o al cine y salir con los amigos”.

¿Cómo definirías a Blanca, tu personaje en Acacias 38?

Es una mujer libre, cercana y auténtica; cuando mira lo hace de frente. No soporta el afán de aparentar de la época, que incluso perdura hoy, y lucha contra eso porque quiere ser ella misma.

¿Feliz con ella?

Estoy encantada. Hice una prueba para El secreto de Puente Viejo y al día siguiente la productora me llamó para decirme que querían verme en el papel de Blanca. Debieron de pensar que encajaba mejor aquí.

¿Hubieras preferido trabajar en la otra producción?

Me daba igual. Del otro personaje apenas tuve información y este me entusiasma. Además, he descubierto que tenemos recuerdos comunes. Ella mantiene una relación especial en el internado de Suiza con una compañera, algo que también me ocurrió a mí con una amiga.

¿Alguna semejanza más?  

De esa época no, porque su infancia fue triste y la mía estupenda: mis padres son maravillosos y tengo dos hermanos mayores, una chica y un chico, con quienes me llevo muy bien. Pero a las dos nos gusta la proximidad con la gente. Es verdad que cuando llega al barrio le molestan las muestras de cariño porque lleva mucho tiempo encerrada y no está acostumbrada, tiene miedo y desconfía, pero luego cambia.

Debe de ser interesante reflejar esos cambios…

Mucho, nunca me habían dado un personaje que evolucionara tanto, con contradicciones, pasado… Es precioso.

¿Qué recuerdos guardas de María Linares, a quien diste vida en Amar es para siempre?

También fue un papel muy bonito. Interpretaba a una chica gitana que se enamora de un payo, pero el patriarca del clan no le permite estar con él por ser de otra raza. Estoy muy agradecida a esa novela porque fue la primera que hice al llegar a Madrid y la que me abrió las puertas.

¿Y después?

Estuve en La que se avecina, Centro médico y, durante año y medio, en el musical Hércules. Me apasiona cantar y bailar.

¿Cómo te ves vestida de época?

Muy distinta con el corsé y el pelo recogido; suelo llevarlo suelto y lo tengo muy largo y rizado… Pero una vez que me he hecho a ellos estoy tan a gusto. No me agobio con el tema del lenguaje aunque tengo que buscar palabras en el diccionario porque desconozco el significado. Uso sinónimos y hago frases más mías, pero a la hora de la verdad sale solo.

Has hecho teatro y televisión. ¿Para cuándo cine?

No sé, me encantaría probar, hacer una película de acción al estilo Kill Bill de Quentin Tarantino. Sé que por mis rasgos parezco dulce, pero tengo carácter y mucha energía.

¿Viajas a tu tierra?

No tanto como me gustaría, aunque debido al parón que tuvo mi personaje por el incendio de los estudios de Acacias sí aproveché para irme.

¿Qué te dice la familia?

Cuando llegué a Madrid, mi padre tenía la esperanza de que volvería pero ahora ya saben que no y me visitan con frecuencia. Además, hablamos todos los días.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38