Fabiana recupera la ilusión

La criada acepta un regalo de Marcello, el italiano que conoció en su cumpleaños, pero rechaza acompañarle. La1. Del 18 al 22 de septiembre. 17.25h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Incapaz de guardar el secreto, Rosina confiesa a su marido que el destino de Arturo no era Argentino sino Estambul. Más tarde, Liberto acude a La Deliciosa y se lo cuenta a Víctor, preo peca de falta de dicrección y María Luisa acaba enterándose.

Diego sigue convencido de que Blanca está ocultando algo y se enfrenta a ella. Samuel interviene para defender a su prometida y los dos hermanos acaban manteniendo una disputa. "Debemos estar unidos si queremos destruir a Úrsula", recapacita el menor de los Alday.

Hipócrita, Úrsula convoca a las vecinas en su casa para apoyar a Celia después del escándalo en el que se vio envuelta por su imagen en el periódico. La velada comienza fatal para la señora pero se repone y confiesa delante de todos su amor por Felipe.

Antoñito convence a Lolita de que vuelva con él y María Luisa los sorprende besándose. El joven pide a su hermana que mantenga el secreto, y aunque ella acepta, aprovecha cualquier ocasión para despreciar a la criada.

Fabiana se anima a cantar en un tablao flamenco que ha improvisado Servando en el altillo.

Parece que la mujer ha recuperado la ilusión desde que conoció a Marcello en su fiesta de cumpleaños y el italiano se queda unos días más en el barrio.

Blanca, por su parte, decide deseahacerse ella misma de Castora para hacer justicia por los maltrataos a los que la sometió durante años. Luego, se enfrenta a su madre. "No cederé a tus chantajes".

Diego sigue vigilando de cerca la relación entre ambas y comienza a sospechar que la repentia desaparición de la enfermera tiene algo que ver con la hija de Dicenta.

Mientras sor Genoveva llega a Acacias para prevenir a Simón de lo que implica su matrimonio con Adela, María Luisa se cuela en casa del coronel aprovechando su viaje y queda perpleja al ver el retrato de Elvira.

El estado de Felipe todavía es muy delicado y Celia no puede disimular su desasosiego ante las noticias que llegan de Niza.

A pesar de sus continuas peleas, Blanca y Diego se sienten atraídos y Úrsula se da cuenta. Por eso, aprovecha la reclamación de un cliente para forzar que Samuel se vaya de viaje y así los dos jóvenes puedan estar a solas.

Carmen tiene remordimientos por los trabajos que ha realizado para la pérfida Dicenta y se apoya en Fabiana. Esta recibe con tristeza la noticia de Marcello de que debe volver a Italia, pero antes la obsequia con un regalo y la intenta convencer sin éxito, de que lo acompañe.

Tras pasar el día juntos, Diego y Blanca está a punto de besarse pero ella lo frena. Frustrado, el joven Alday se desahoga con SImón que le anima a perseguir a su amada.

En contra de la opinión de Víctor, María Luisa dice a Gayarre que Valverde se ha ido a EStambul y que ha descubierto en su casa el retrato de Elvira. Sin pensarlo, Simón se cuela en la propiedad del coronel y se lleva una gran sorpresa al oír lo que dejó puesto en el fonógrafo.

Después de asumir la emanda de Antoñito, las finanzas de los Palacios quedan maltrechas y Ramón toma la drástica decisión: "Trabajarás de minero en el yacimiento hasta que pagues la deuda que yo saldé con el gremio funerario". El joven le pide a Lolita que se marche con él pero la criada se muestra indecisa.

Diego vuelve a acercarse a Blanca, pero esta vez la joven no puede resistirse y se funden en un apasionado beso. Samuel llega por sorpresa y está a punto de descubrirlos. "Esto no puede volver a repetirse", dice ellla y Alday, abrumado por la culpa, destroza el moviliario de la mansión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38