Boda accidentada

Justo cuando el cura declara a Simón y Adela maarido y mujer, alguien irrumpe en la iglesia y se arma un gran revuelo. La1. Del 25 al 29 de septiembre. 17.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jaime Alday parece experimentar una pequeña mejoría y consigue escribir en una hoja que la prueba para acabar con Úrsula se encuentra en su cuaderno.

Sin saberlo, Carmen es testigo de todo y duda si contárselo o no a su señora.

Ajena a esto, la pérfida Dicenta se percata de que Samuel está preocupado por la actitud de Diego y Blanca y aprovecha para malmeter.

La comida familiar preparada por Víctor resulta un éxito. Más tarde, Antoñito se despide y Lolita, que lo ayuda a hacer las maletas decide no acompañarlo al yacimiento. Ambos se despiden con tristeza.

No obstante, antes de que se marche, Casilda mete una carta de la criada en el bolsillo del joven.

Tras cavilar sobre lo hallado en casa de Valverde, Simón decide no crearse falsas esperanzas con Elvira y sigue adelante. Por ello, Susana confiesa a Adela que es la madre del chico y ofrece a la pareja mudarse con ellos.

Los Hidalgo están de enhorabuena ya que Leonor regresa de viaje para instalarse de nuevo en Acacias. Tras una calurosa bienvenida, ella anuncia que se entregará a su carrera.

Por su parte, Diego asegura a Blanca que si le pide que se quede lo hará, pero ella se mantiene firme: “Lo mejor es que te vayas”. A cambio, él le ruega que no se case con Samuel.

Sorprendentemente ella lo acepta.

Horas después se reúne con el pequeño de los Alday y anula su compromiso sin dar muchas explicaciones.

Fabiana se enternece al ver a Marcello arreglar las juntas de las ventanas a las órdenes de Servando y acepta tener una cita con él. “Debo volver a mi país”, le comunica el italiano y le da un tiempo para decidir si le acompañará.

Al notar a Adela insegura, Simón la calma reafirmando su amor: “Muy pronto seremos marido y mujer”.

También María Luisa se acerca a la joven y, tras discuparse por su comportamiento de las últimas semanas, le desea a lo mejor en su matrimonio.

En el altillo intentan en vano animar a Lolita de cara a su cumpleaños y ella se despide convencida de que a media noche morirá.

Trini y Casilda deciden asustar a la criada para quitarle la tontería y esta finge dejar atrás la maldición para tranquilizar a sus amigas.

Carmen finalmente entrega el papel de Jaime a Úrsula y esta se inquieta. Para colmo de males empieza a recibir unas extrañas monedas en casa y Samuel paga su frustración con ella. Durante una disputa se rompe la hoja del cuaderno del joyero...

En mitad de la noche, Lolita se despierta y descubre que Antoñito ha regresado por ella. La preja dureme en el altillo dispuesta a pasar las últimas horas juntos, pero al amanecer ven que están vivos y celebran qe la maldición se haya roto. “En cuanto pase la boda de Simón hablaré con mi padre”.

Justo cuando Diego y Blnaca se confiesan su amor, llega Samuel y los srprende besándose.

Samuel echa en cara la ruptura de su compriso a su hermano y ambos se enzarzan en una agria disputa.

El menor de los Alday cae al suelo quedando inconsciente. Sin perder el tiempo, es trasladado al hospital.

Ninguno sospecha que todo ha sido provocado por la malvada Úrsula.

Llega el gran día y Adela está entusiasmada con los preparitvos de la boda.

Ambos se dirigen al altar, aunque Simón no puede evitar recordar su frustrada boda con Elvira.

Cuando el matrimonio está recibiendo las felicitaciones de los intados, alguien irrumpe en la iglesia y provoca un gran revuelo...

Antoñito se presenta ante su familia y confiesa su amor por Lolita. Fabiana no deja dormir a la pareja en el altillo y Ramón acaba admitiendo a su hijo en casa, pero bajo ciertas condiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38