Resultado inesperado

La1. Del 18 al 22 de diciembre. 16.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de recuperar la conciencia, Felipe declara ante la policía y los Palacios le agradecen todo lo que está haciendo por ellos.

A su vez, Lolita ve a Sepúlveda intercambiar dinero con la persona que los acosa.

Elvira suplica angustiada a su padre que cancele el duelo con Víctor, pero él se niega.

Olga acaba aceptando el plan de Úrsula de administrar veneno a Diego.

Poco después, Leonor va a visitarlo en nombre de Blanca y el joven cae inconsciente. El doctor Del Val lo examina y le diagnostica intoxicación de mercurio. “No voy a tratarme”, se opone rotundo.

También María Luisa trata en vano de pararlo y se reconcilia con su exnovio por lo que pueda pasar.

Samuel es incapaz de asumir los sentimientos de Blanca hacia Diego y le plantea disolver su matrimonio. Sin embargo, la mujer se opone y le jura fidelidad para alegría de Úrsula.

A la hora convenida, Valverde y Víctor llegan al lugar donde va a celebrarse el duelo. Se colocan espalda contra espalda, cuentan pasos...

...apuntan y los dos se diponen a disparar cuando, contra todo pronóstico...

...es el coronel quien resulta herido. De inmediato, lo trasladan al hospital y Simón le asegura a una desconsolada Elvira que no se separará de su lado.

El caso de Antoñito se complica ya que Lolita anuncia que está en una celda de castigo por intento de fuga y el edil de Cádiz se niega a declarar a su favor.

La única buena noticia para los Palacios es que Álvarez-Hermoso ha tenido una mejoría y volverá  a hacerse cargo de la defensa.

La salud de Diego empeora y Olga lo cuida con mimo. Blanca, al enterarse por Leonor de lo que está sucediendo, se escapa para visitarlo a espaldas de Samuel. 

Es en ese momento cuando el mayor de los Alday le confiesa que su enfermedad no tiene cura: “Mi final está cerca”.

También la situación de Valverde es crítica pues pasadas 24 horas sigue sin reaccionar. Elvira llora en brazos de Simón y Adela los sorprende.

Mejor le va a Víctor, que sella su reconciliación con María Luisa con un beso.

Antoñito confiesa a su padre que tuvo la oportunidad de escapar, pero que no lo hizo porque no es un asesino y temía las  posibles represalias.

Mientras, Lolita no puede creer que el acosador se haya presentado en casa de la familia haciéndose pasar por un policía y se decide a buscar a Belarmino.

Susana, por su parte, recibe la comunicación de la curia de que le han retirado el encargo del manto papal. Pero eso no es lo peor ya que la inversión para esta confección fue tan alta que la sastrería está en la ruina.

Al conocer la enfermedad de Diego, Samuel se muestra dispuesto a ayudarlo, pero el doctor le dice que no existe cura. A su vez, Olga intenta convencer al joven de que se trate para que no siga empeorando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38