“Nadie nos separará”

Elvira y Simón se marchan de Acacias para vivir su amor sin saber que Aela ha desvelado sus planes a Arturo. La1. Del 8 al 12 de enero. 17.20h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Olga mantiene la tortura psicológica a su hermana, quien se pregunta los verdaderos motivos que la han llevado a secuestrarla.

Úrsula aprovecha la preocupación de Samuel y lo chantajea: “Si no rompes la declaración de Jaime, no te diré dónde está tu mujer”.

Diego también teme por la hija de Dicenta y sale del hospital a escondidas pese a la recomendación de los doctores.

Belarmino niega estar relacionado con el fraude durante el interrogatorio. Ajeno a esto, Antoñito disfruta en prisión de un romántico vis a vis con Lolita.

De regreso a casa, Simón ve que Adela le ha cubierto frente a Susana y actúa como si nada hubiera pasado. “Amo a Elvira”, dice él con honestidad, pero la mujer no quiere escucharlo.

Samuel pierde los nervios al ver que Úrsula no hace nada por Blanca y se mantiene firme en su petición. Obligado por las circunstancias, Alday acaba cediendo y destruye el documento.

Susana logra confirmar que Rosina está detrás de la compra de la sastrería y busca la manera de saldar la deuda con ella.

Llega el juicio de Antoñito y, aunque en principio se desarrolla con ventaja para Belarmino, gracias al testimonio del acosador queda en libertad. Los Palacios celebran el regreso del joven, que continúa su noviazgo con Lolita con esperanzas renovadas.

Decidido a vivir su amor, Simón prepara su huida con Elvira y se despide de forma implícita en un ágape organizado en la sastrería.

Desconoce que Adela, además de hallar unos billetes de barco, ha oído su conversación con Liberto y ha puesto a Arturo al tanto de sus planes.

Úrsula y Samuel llegan a la cabaña de Tomás, pero Olga y Blanca ya no están allí sino en un recóndito lugar del Bosque de las Damas.

Por suerte, no tardan en encontrarlas y Alday se enfrenta a la joven Dicenta, quedando inconsciente. También Úrsula trata de defenderla sin éxito y cuando parece que Olga va a matar a Blanca, llega la policía.

Antes de irse de Acacias para llegar en carruaje al lugar concertado con Simón, Elvira se despide de Arturo.

Poco después, Adela, que no puede con los remordimientos por sus actos, sale corriendo para alertar a la pareja.

Para ese entonces, el mayordomo llega al encuentro de la joven Valverde y un secuaz del coronel intenta matarlo.

Ya recuperado, Samuel vuelve a casa y se muestra distante con su mujer. A su vez, Diego descubre que su hermano sabe que el hijo de Blanca puede ser suyo porque está intoxicada por mercurio.

Víctor revela a Antoñito que Juliana quiere vender La Deliciosa para comprar una fábrica de bombones en París y le pide a él que se haga cargo.

Cerca de allí, Susana lee la carta de despedida de Simón y se encara a Arturo.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38