La desilusión del Peña

Flora declara su amor a Paquito y acaban besándose, algo que ve el pastelero. La1. Del 14 al 18 de mayo. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para sorpresa de Diego, la campesina que ayudó a su amada en el parto le cuenta que alguien cortó el cordón umbilical y que su hijo puede estar vivo, como asegura Blanca sin cesar.

Úrsula, que no quiere que se descubra nada de lo que hizo, engaña a la labriega y se la lleva a Acacias.

Preocupado por la joven, y tras hablar con Samuel, Diego
decide ingresar a Blanca en una clínica de reposo.

Cristina Novoa sigue embaucando a las señoras del barrio. La nueva víctima es Susana, que se siente culpable por su pasado.

Por su parte, Celia, que también ha caído en el juego de la falsa santa, hace un desplante público a Felipe. Rosina también es manipulada por la mujer, que no deja de sembrar el mal y el desconcierto entre los vecinos.

Flora decide hacer un pastel y, sin darse cuenta, le pone matarratas. Para su desgracia, el Peña coge un pedazo. “Creo que lo he envenenado”, dice a Íñigo desesperada. Por suerte, el hombre sobrevive, ya que al final no lo probó.

Confusa y dolida, la mujer se vuelca en cuidarlo, algo que este aprovecha para intentar acercarse más a ella. Paquito, preocupado por la dueña de La Deliciosa, los ve y cree que hay algo entre los jóvenes.

Sin embargo, el  sereno se queda sorprendido cuando Flora le declara su amor y acaban besándose. Esta vez es el Peña quien presencia decepcionado la romántica escena.

Arturo podría quedarse ciego por su enfermedad Arturo vive un mal momento al no poder leer bien el telegrama que le ha mandado el general Aguinaldo y se lo oculta a su amada.

Para remediarlo, compra una lupa a escondidas, pero Agustina la descubre y confirma que no ve bien. Con intención de evitar que lo descubran, deja todos los asuntos de la comisión en manos de Esteban y Silvia. “Vosotros sois más resolutivos”, asegura.

Cuando la pareja se marcha a hacer una visita al museo, el coronel llama enseguida al doctor Quiles, que le diagnostica una enfermedad degenerativa de los ojos. “Lo siento; acabarás quedándote ciego”, le anuncia.

En una comida en el altillo, Jacinto da unas hierbas a Servando para que pueda dormir mejor. Tras probarlas, comprueba que funcionan muy bien.

Carmen cuenta a Diego las furtivas visitas de Úrsula al convento de Nuestra Señora del Monte. Una monja cuida allí a Moisés.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38