Arturo no quiere vivir

Desesperado, el coronel decide quitarse la vida, pero el revólver que pretende usar no tiene balas. La1. Del 4 al 8 de junio. 17.20h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de verse en los periódicos, El Peña niega ser el auténtico Íñigo Cervera.

Ante la incredulidad general, Íñigo cuenta la verdad sobre su historia y decide dejar La Deliciosa en manos del camarero, que acaba descubriendo su identidad real.

Muy afectada por lo que cuenta, Flora pide a su hermano y a Leonor que lo ayuden, pero estos se niegan.

En venganza, y tras ver como la pareja se besa en público, intenta chantajearlos, aunque no lo consigue.  Desesperado, suplica a Flora que le eche una mano y, de paso, le reitera su amor.

Agustina, muy preocupada por su señor, duda si contar lo que lo atormenta. Apenas tendrá margen para reaccionar, ya que el coronel decide coger una pistola.

“Lo mejor es quitarme de en medio con un disparo”, piensa aturdido, pero la criada llega justo a tiempo para impedirlo. Asustada, decide contarle a Felipe el trance que vive el militar.

Además de hablarle de su ceguera, Arturo explica a su amigo por qué quiere dejar a Silvia.

Decidido a seguir adelante con su plan, cuando intenta dispararse de nuevo, descubre que la pistola no tiene balas ya que Felipe, para evitar un mal mayor, descargó el arma.

“Debes tener coraje y seguir adelante”, le anima el abogado.

Para sorpresa de Valverde, su amada llega a su casa con una carta de Elvira en la mano.

Blanca sale del panteón acompañada de los hermanos Alday y Úrsula les pide que llamen a los guardias. “¡Mi hija ha perdido la razón!”, dice a gritos.

Cuando Samuel le comunica que ha cambiado de bando, la matriarca le propone un plan, pero el hombre no está dispuesto a aceptar si no puede ver a su hijo.

A escondidas, la mujer escribe una sospechosa carta. Para detenerla, Diego piensa en traer a Jaime Alday de Suiza, pero parece que ya no está en la clínica.

Por su lado, Carmen busca la misiva y descubre que el destinatario es el doctor Pallero y su intención es ingresar a Blanca en un psiquiátrico.

Al barrio llega Lucía, la prima de Celia, que enseguida hace buenas migas con Samuel. Felipe ve triste a su mujer por la ausencia de Tano y, tras consolarla, le propone ir a visitarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38