Padres felices

Blanca y Diego regresan a Acacias tras recuperar al pequeño Moisés y Úrsula clama venganza. Del 25 al 29 de junio. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La teoría de que Silvia está retenida contra su voluntad gana fuerza.

Por ello, Esteban y Arturo resuelven sus diferencias para unirse en su búsqueda y hallan una pista crucial. En la bodega, Blasco revela a la exespía el motivo de su venganza: “Me entregaste a la policía”.

El Peña cuenta la verdad sobre Eva a Leonor y esta se reconcilia con Íñigo. No obstante, el romántico momento se ve interrumpido cuando los guardias arrestan a Flora por la muerte del Indio.

Para evitar que trunque sus planes le clava un puñal.

Samuel, que ha quedado en libertad gracias a la foto que
consiguió Liberto, regresa a casa y se encuentra a la criada gravemente herida. “Ha huido con Moisés”, alcanza a decir esta.

Úrsula se prepara para marcharse de Acacias, pero Carmen la descubre...

Antes de que Blasco le haga daño, Esteban da con Silvia y la libera, aunque durante el forcejeo resulta herido y debe ser atendido en el hospital.

Arturo no puede evitar sentir celos y  se niega a que su prometida viva con él. Poco después, la mujer se da cuenta de que el coronel está ciego.

Blanca logra identificar al cochero que llevó a Úrsula y descubre que está camino de Valencia.

Diego se reencuentra con Samuel y, tras pedirle perdón por haber desconfiado de su inocencia, se preparan para partir.

Íñigo se desespera al saber que el Indio era un personaje importante en su país y va a ser difícil conseguir la libertad de su hermana. Para colmo, la chocolatera insiste en no acusar al Peña.

Finalmente, Ramón acepta la invitación de Cabrahigo para ser el pregonero de las fiestas y viaja junto a su familia. Felipe permite a Lolita que los acompañe.

El coronel solicita ver a Esteban y le pide que invite a Silvia a Groenlandia: “Tú sí puedes hacerla feliz”. 

Más tarde, es la exespía quien se reúne con el joven y tras
confesarle que está al tanto de lo que sucede, se despide de él. “No quiero que cometas más tonterías”, reprocha ella a su prometido.

Por suerte, Blanca y Diego localizan a Moisés y logran llevárselo a espaldas de Úrsula. Felices, regresan a Acacias con su hijo e insisten en dar las gracias a Carmen, pero cuando acuden al hospital la criada ha desaparecido…

No es el único imprevisto, ya que la pérfida señora se presenta en el barrio en busca de venganza y amenaza a Samuel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38