Por el amor de una mujer

Flora visita al Peña, en la cárcel tras confesar ser autor del crimen del Indio. La joven, muy impactada, promete ayudarlo con su caso. La1. Del 2 al 6 de julio. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Blanca y Diego siguen su estrategia de volver loca a Úrsula. Fieles a su plan, niegan saber dónde está el pequeño Moisés e insisten en afirmar delante de ella que la mujer tuvo una niña.

La matriarca, totalmente acorralada, recibe además otra mala noticia: Carmen sobrevivió al ataque y se encuentra
escondida en algún sitio.

Para su sorpresa, la criada regresa al altillo y Úrsula la descubre, pero las otras sirvientas la defienden de sus duras y constantes acusaciones. En venganza, destapa su historia carnal con Riera.

Al borde de un ataque de nervios, la señora también amenaza a Samuel. “Estoy dispuesta a contar toda la verdad si no te pones de mi parte otra vez”, pero Alday, compinchado con su hermano y Blanca, cree que su final de maldades está muy cerca.

En la cárcel, Felipe trata de interceder por Flora, pero no lo consigue y el juicio promete no favorecerla mucho.

De repente, el Peña se presenta en la comisaría y se autoinculpa de la muerte del Indio, lo que provoca que la mujer sea puesta en libertad.

Pero la chocolatera no lo deja solo y lo visita en prisión para darle esperanzas. Después de este encuentro, trata de convencer a Íñigo de su inocencia, y más tras descubrir que les ha regalado La Deliciosa. “Te ruego que lo  defiendas ante el tribunal”, pide la joven a Felipe entre lágrimas.

Por desgracia, los Palacios sufren un accidente de coche de regreso de Cabrahigo y Antoñito tiene que ser trasladado al hospital.

 

Vuelve a casa con una leve cojera, pero con una idea nueva para uno de sus inventos, algo que no gusta a Fabiana porque le invade su cocina.

El coronel entra en razón y le cuenta a Silvia que tiene cataratas. Ambos se reconcilian y dan un fuerte impulso a su relación amorosa.

Agustina, que siempre ha estado del lado de su señor, también se queda en la casa por expreso deseo de la pareja.

Con un estado de ánimo más fuerte, Arturo no duda en confesar a sus vecinos todo lo relacionado con su enfermedad y la gente se vuelca en ayudarlo. Sin embargo, tanta atención le agobia.

Más tarde, Silvia informa a Felipe de que ha encontrado un posible cirujano que puede operarlo y así recuperar la visión.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38