¿Qué oculta Higinio?

El médico tiene un plan con el que pretende engañar a todos. La1. Del 27 al 31 de agosto. 17.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

María se ha integrado muy bien en el altillo y ha hecho muy buenas migas con todos, en especial con Casilda.

Juntas preparan las viandas que Higinio quiere ofrecer a los vecinos en agradecimiento a su buena acogida, pero cuando llega el momento de la distendida reunión, Rosina reconoce a la criada y se marcha corriendo de la casa del médico.

Liberto, muy sorprendido, no entiende la razón. “Por qué te has ido tan repentinamente? ¿Qué ocurre?”, pregunta curioso a su mujer.

Las sospechas de Íñigo sobre las intenciones del doctor son cada vez más grandes y, ante esta situación, el médico acude a Sisebuto Urdiales.

El hombre corrobora que su miseria económica está motivada por el buen corazón del doctor Baeza, ya que fueron compañeros en las misiones.  Sin embargo, la relación entre Higinio nio y María va más allá de la típica de un señor y su criada.

En el barrio todo el mundo cree que es una excelente persona, pero en privado es otro. Más tarde, la mujer se niega a darle el dinero de la venta del broche de Rosina.  “No te preocupes. Todo está saliendo según mi plan”, confiesa a su supuesta sirvienta.

Trini está empeñada en que Ramón sienta de nuevo deseos de ser padre y le muestra fotos de sus hijos cuando eran pequeños, pero no lo consigue.

Incrédulo, considera que su mujer quiere hacer reformas en casa y contrata a unos obreros, pero cuando aparecen,
la mujer explota.

Al fin, el hombre se tranquiliza y se muestra feliz con la llegada del niño. Todos los miedos de Trini acaban esfumándose, aunque el hombre sabe que el embarazo no
será nada fácil de llevar.

Los vecinos encajan mal la llegada de Úrsula El barrio acoge con alegría la noticia, no así la reaparición de Úrsula, y menos todavía que el párroco la haya alojado en su casa.

Por su parte, Servando no puede estar más feliz. Ha sido seleccionado como imagen del tónico Sansón y el Peña y Antoñito no dan crédito. Tras consultar a Felipe sobre su contrato, el abogado lo tranquiliza sobre su legalidad.

El portero se crece aún más. “Seré una gran estrella internacional”, asegura a todo el mundo. Pero Fabiana descubre su foto de promoción de la marca y Servando queda en muy mal lugar.

Las primas especulan con la relación entre Lucía y los marqueses de Velmez. Entonces, Celia rebusca entre sus papeles y encuentra una foto del tío Joaquín con los nobles, algo que indica que les mintió.

Las mujeres ponen enseguida al tanto a Felipe y deciden hacerle venir a la ciudad. Lucía comparte este  descubrimiento con Telmo, que intenta disuadirla. Pero el padrino de la joven ha picado el anzuelo del abogado de montar juntos un negocio y se presenta en Acacias.

A su llegada, Celia y su marido lo interrogan. “¿Qué relación le unía a los marqueses?”, le preguntan, pero el hombre se pone a la defensiva y no confiesa nada.

Muy segura y convencida, Lucía informa a Telmo de que renuncia a la asignación de los marqueses.

El cura entonces acude a Espineira para que le aclare algunas dudas sobre la joven y su herencia.

Desgraciadamente, el banco niega a Samuel el crédito que ha pedido y no le queda otra opción que recurrir al prestamista Jimeno y aceptar sus abusivas condiciones. Si no empieza a pagar las cuotas, lo desahuciarán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38