La oración del retorno

Los Palacios, acompañados de Lolita, hacen un ritual típico de Cabrahigo en su casa para que el embarazo de Trini llegue a buen puerto. La1. Del 17 al 21 de septiembre.  17.20h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Leonor defiende ante todos
que Casilda debería saber la
verdad sobre sus orígenes.
La criada, muy impresionada
aún, pide a sus compañeras que
acojan a su madre en el altillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, Rosina monta en
cólera cuando se entera y su doncella
se enfrenta seriamente a
ella. “Eres hija de Maximiliano,
mi primer marido”, le confiesa al
límite de su aguante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La chica no
puede asimilar la noticia, y más
cuando Leonor le pide a su madre
que la acoja en su casa como
un miembro más de su familia, y
a María, también.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todo se complica
cuando Benjamín Corral llega a
casa de los Hidalgo buscando a
la escritora. Rosina le recibe con
amabilidad y, de repente, se le
ocurre un plan. “¿Cómo has podido
hacerte pasar por mi representante?”,
le dice más tarde a su
progenitora muy enfadada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A continuación, el promotor le
hace una oferta para publicar su
obra, pero a Servando, que fue
quien le relató la historia, no le
gusta lo que ha escrito y se niega,
en principio, a que sea representada,
pero, tras convencerlo, está
dispuesto a darle otra oportunidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras pensárselo mucho, le
dice a Leonor que rompa el trato
con el editor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Casi a escondidas, Telmo se vuelve
a reunir con Espineira y le
cuestiona sobre todo lo ocurrido
con Joaquín. “¿Seguro que fue
víctima de un atraco?”, le dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A
su regreso del monasterio, habla
con Lucía. El cura sospecha que
Samuel podría estar detrás de la
muerte de su padrino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al decírselo,
la joven lo niega en redondo,
pero se le queda un poso de
duda en el corazón respecto del
joyero, que no ve con buenos
ojos su relación con el sacerdote. La joven decide cerciorarse y en un paseo juntos, unos mafiosos
atacan de repente a Alday y le
rompen la mano con un martillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras este incidente, Felipe y
Celia advierten a su prima de
que todo el barrio cuchichea de
ellos, que se les ve juntos muy a
menudo y que no está metida en
una buena historia, y más después
del ataque.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La chica se niega
a abandonarlo y no piensa aceptar
que nadie le diga lo que tiene
que hacer con su vida. “No voy a
esconder mi relación con él”, asegura
con firmeza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Álvarez Hermoso no tiran
la toalla, y después de una larga
conversación, el joyero llega a la
conclusión de que es mejor que
Lucía se aleje un tiempo de su
lado. Sin embargo, la mujer no
está por la labor y se enfrenta a
sus primos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Posteriormente, y en recompensa
a su fidelidad, Samuel
abre su corazón y le cuenta su
triste pasado. En una cena que el
joven organiza en su casa, ella le
regala la obra que le compró en
la desastrosa subasta que organizó
en el barrio y que ha restaurado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Llevado por el momento,
Alday acaba declarándole que
siente algo por ella: “Ha ido surgiendo
poco a poco desde que te
conocí, sobre todo por tu belleza,
bondad y generosidad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Empecinada con María, Rosina
ha perdido los nervios, por eso
Liberto la convence para que Higinio,
que acaba de regresar de
un viaje, la vuelva a acoger en su
casa. El falso médico ha vuelto
de improviso y enseguida recuerda
a su criada cuál es el objetivo
por el que están en Acacias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La señora Hidalgo acaba cediendo
al fin y ambos vuelven a
la antigua casa de Arturo. “Al final
conseguiremos lo que nos hemos
propuesto. No lo dudes”, dice
Higinio a su compañera de vida
y fatigas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38