¡Descubiertos!

Fabiana descubre que María e Higinio son algo más que sirvienta y señor, y alerta a todo el mundo. La1. Del 1 al 5 de octubre.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mientras Lucía se refugia en el altillo, Fabiana acude a Celia para que haga algo por la joven. Tras reflexionar sobre la situación, decide perdonar a su prima, apoyarla sin condiciones e intentar que los vecinos la acepten. “Os agradezco mucho vuestra ayuda. Además, voy aceptar
la herencia de los marqueses”, les anuncia a ella y su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, cuando los Álvarez Hermoso descubren que Samuel está casado, se oponen a que la joven siga adelante con él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A pesar de sus desfavorables circunstancias, el joyero les pide cortejar a Lucía y les asegura que ya ha pedido a la iglesia la nulidad matrimonial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, Telmo se ha enterado de los intereses románticos de Samuel con Lucía y se apura para hablar con ella y advertirle de lo turbio del asunto. “Deberías conocer toda la verdad sobre el fondo de su persona antes de tomar una decisión. Solo le mueve tu dinero, por eso se ha aliado con el mafioso Jimeno Batán”, le revela el sacerdote.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su lado, también ha pedido a Espineira que retrase la nulidad de Samuel hasta que Lucía se aclare.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las audiciones para la obra de teatro han empezado y Trini hace una prueba, igual que Flora, ambas obsesionadas por el papel protagonista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, todo es un desastre el día de los ensayos y gran parte de los actores se niegan a continuar porque se incluye un beso en el libreto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Leonor está muy decepcionada, pero Íñigo le aconseja que pida ayuda a Servando para que motive a la gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Es necesario que se paren los ensayos, ya que la obra tiene tintes pecaminosos”, asegura Susana a Ramón, después de ser informada por Cesáreo. Lo que nadie advierte es que el portero ha empeorado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, Higinio se entera de que María y Rosina han discutido. Fabiana, desde la distancia, no pierde detalle de nada y empieza a atar cabos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Casilda quiere alejarse un tiempo y refugiarse en casa de los Álvarez Hermoso, pero su madre le propone que se vayan a vivir juntas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En realidad, el futuro de la joven no le importa mucho. Su plan es quedarse con su herencia, pero, por desgracia para ellos, Fabiana confirma en el barrio que tienen una relación sentimental. “Estoy en una encrucijada. No sé si irme con mi madre o quedarme en Acacias”, reflexiona Casilda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

María, fiel al plan establecido, presiona a su hija para que la acompañe fuera de allí lo antes posible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, Fabiana, que ya se ha enterado de todo, se adelanta y le confiesa que es la amante de Higinio. “Me estás engañando. No puede ser verdad que ambos estén haciendo un papel delante de todo el barrio para conseguir dinero de esa manera”, le dice Casilda, muy dolida, a su
amiga Fabiana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como consecuencia, los Hidalgo deciden investigar lo antes posible a la peculiar pareja para ayudarla y para que acepte a Rosina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Palacios viven momentos algo alterados, ya que Trini está deseosa de trabajar en la obra, a pesar de su estado, y no reposa lo que debería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su lado, Ramón ha descubierto que su hijo está intentando comercializar una variante del polígrafo a sus espaldas y no le gusta nada. Cuando tiempo después le pide dinero para el proyecto, el hombre se niega a ayudarlo. “No me parece bien que hayas actuado así. Me lo
tenías que haber contado primero”, lo reprende.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A pesar de los obstáculos, la obra de teatro sigue adelante, aunque aún haya que limar algunos asuntos del texto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38