El Adonis amenaza a Carmen

El pérfido hombre descubre a su exmujer en el barrio y le exige una gran suma de dinero. La1. Del 5 al 9 de noviembre. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un momento de cercanía entre Raúl y Carmen, ambos se sinceran y hablan del pasado con libertad. La criada, algo asustada, se da cuenta de que su hijo aún idolatra al Adonis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La mujer está feliz junto a su retoño, pero todo se enturbia
cuando su exmarido aparece en el barrio. “No es posible que me haya encontrado. Seguro que no busca nada bueno”, dice muy asustada. Y como ella pensaba, el temido hombre empieza a pedirle mucho dinero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin que nadie se entere, le da parte de la cantidad que le exige, pero para el chantajista no es suficiente. También ve mal que Raúl sea solo un mozo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desesperada, Carmen busca el dinero que le falta por todos lados, pero no lo consigue. “Contaré a todo el mundo tu pasado y nadie volverá a tenerte en consideración. Tienes un día más para reunirlo”, le dice amenazante. No contento con su mala acción, se interesa por la fortuna de Samuel e interroga sibilinamente a su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las criadas organizan otro concurso de pasteles Fabiana, Agustina y Trini, que quiere hacer un dulce de higos, se suman al concurso de repostería, junto a Lolita y Flora. Servando, muy astuto y gran goloso, se erige como catador de las recetas, aprovechándose de las cocineras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Finalmente, y para sorpresa de todos, lo gana una desconocida, la señorita Perlado, y todas las participantes culpan al portero por haberlas convencido de usar membrillo, algo que no ha resultado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En venganza, los criados deciden hacer otro concurso de dulces, pero esta vez solo entre la gente de Acacias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Muy afectado y preocupado, Cesáreo, presionado por Telmo, decide acudir a la autoridades para confesar lo que sabe de la muerte del cochero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su lado, Samuel lo amenaza para que no declare y el sereno se echa para atrás. “No puedes tener miedo de lo que te diga”, asegura el sacerdote.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Continuando sus planes, el joyero sigue manipulando a Lucía contra el cura.  En un momento de generosidad, le regala a la joven un taller de restauración montado en su antiguo despacho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quien sigue siendo una influencia nefasta para ella es Alicia. “¿Qué buscará esta vez en ella?”, se pregunta Telmo, que acaba desvelando el oculto pasado que compartió con la mujer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En plena calle, y tras tratar de hablar con la joven Válmez, Samuel ataca al sacerdote. Ambos se pelean violentamente y el cura queda malherido. Más tarde, Alday acude a su casa para rematar la tarea. “¡Como sigas en ese empeño con Lucía, te mataré!”, le grita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Unos días después, el joyero organiza una recepción para presentar la obra restaurada de Lucía, y Telmo se presenta en ella sin que nadie le haya invitado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Leonor investiga por qué su madre y Susana están tan raras, pero ellas no dicen nada de la muerte del bello modelo Alexis. La sastra, muy asustada, evita todo lo que  puede a Venancio, el profesor, así como Rosina, que se recluye en su casa para no tener que encontrarse con él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante esta situación, el maestro envía una carta a cada una de ellas para convocarlas a una reunión en el aula de dibujo. Superando sus temores, las dos deciden acudir y se encuentran al hombre con el brazo escayolado por una paliza que le han dado los Escalona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Agustina, muy preocupada por su señora, intenta saber qué le ocurre, pero el miedo le impide contar nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Celia demuestra que Alicia miente, y así se lo dice a Felipe. La impostora deberá abandonar el barrio para siempre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38