Bellita vuelve a ‘Acacias 38’

La cantante llega al barrio ente vítores y aplausos de sus admiradores, pero pronto descubrirá una verdad que arruinará su tan ansiada felicidad. La1. Del 4 al 8 de marzo. 17.30h

Acacias 38
Pedro Valdezate

Anteriormente en Acacias 38: ¡Hasta siempre!

Descubre qué ocurrirá tras el salto de 10 años en el tiempo en el que Ramón permanece en el cárcel; Samuel se ha casado con Genoveva; Lucía ha abandonado a Telmo, acusado por estafa, y se ha vuelto a casar; Emilio se queda prendado de Cinta nada más conocerla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acacias 38
Pedro Valdezate

La cantante Bellita del Campo llega a Acacias junto a su marido, José Domínguez, tras una larga gira por el extranjero.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Sus admiradores la reciben con vítores y aplausos y ella se ilusiona al pensar que, después de tantos años, la gente aún la quiere. Sin embargo, pronto descubrirá que esas personas fueron pagadas por su esposo y que, en realidad, casi nadie la recuerda.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Para animar a su señora, que sigue bastante deprimida, Arantxa propone a José hacer una fiesta en la casa.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Todo el mundo acude al ágape, incluso la condesa de Lerín, y la mujer recupera de nuevo la sonrisa.

Acacias 38
Pedro Valdezate

No será la única alegría que recibirá, ya que su hija Cinta llega a Acacias. Nada más ver a la muchacha, Emilio, hijo de la propietaria del restaurante Siglo XX, se queda prendado de ella.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Por otro lado, Rosina no lleva de buen grado tener que hacerse pasar por criada delante de la gente. Sin embargo, es algo necesario si quiere seguir viva.

Acacias 38
Pedro Valdezate

La viuda de Hidalgo salvó a la infanta de España de un atentado con un inoportuno estornudo y ahora unos anarquistas la buscan a ella y a Liberto para vengarse. “Querida, es por nuestro bienestar. Debemos dar las gracias por seguir sin ningún rasguño”, dice él.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Quien tampoco se encuentra en su mejor momento es don Ramón, que lleva diez años en prisión acusado de asesinato.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Sin embargo, su suerte está a punto de cambiar, ya que Antoñito consigue finalmente un indulto y Palacios es liberado

Acacias 38
Pedro Valdezate

Esta noticia no sienta bien a Felipe, que sigue destrozándose la vida. Una mañana, Agustina entra en la casa del abogado y lo enfrenta tras descubrir que una prostituta ha pasado allí la noche. “Hago lo que quiero, no tengo nada que perder”, replica Álvarez-Hermoso.

Acacias 38
Pedro Valdezate

En otra parte del barrio, Lucía, que se ha casado y tiene un hijo llamado Mateo, se encuentra con Telmo.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Este le comunica que la justicia ha dictaminado que es inocente de la estafa de la que se le acusó. La mujer se queda destrozada al descubrir la verdad, casi tanto como su exprometido al verla con el pequeño y creer que es su vástago. Acto seguido, el exsacerdote recrimina a Úrsula que no le contara nada del niño en sus cartas: “No entiendo cómo me ocultaste algo así”.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Un regreso pone en pie de guerra a los vecinos. Samuel vuelve al barrio con su nueva esposa, Genovena, que debido a sus ideales modernos y su mentalidad adelantada a la época no cae bien a algunas de las damas del edificio y provoca resquemor entre los caballeros.

Acacias 38
Pedro Valdezate

La joven, lejos de amilanarse y en un intento de agradar, prepara una merienda, pero ningún miembro de la comunidad hace acto de presencia.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Su esposo la consuela e instantes después reta a Susana, ya que sabe perfectamente que es la sastra quien está poniendo al vecindario en contra de la recién llegada.

Acacias 38
Pedro Valdezate

“Sé que usted es la culpable y le aseguro que no pienso quedarme de brazos cruzados. Lo único que quería ella era agradar y no le disteis ni una oportunidad, directamente la juzgasteis y luego la lapidasteis. Un desprecio tan grande no va a quedar así”, la amenaza.

image

Este no es el único problema al que tendrá que enfrentarse la nueva señora Alday, quien ha contratado nuevamente a Carmen como su empleada

image
Gema Checa HEARST

A los días, Fabiana, Lolita y Casilda leen una noticia de una redada policial donde aparece una foto de la joven. “Esto no pinta bien… Si antes no nos fiábamos, ahora menos. Hay que andarse con cuidado, no vaya a ser que tengamos una desgracia”, comentan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38