Un amor que empieza, ‘Acacias 38’

Emilio confiesa a Cinta sus sentimientos por ella. La1. Del 6 al 10 de mayo. 17.30h

acacias 38
Pedro Valdezate
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acacias 38
Pedro Valdezate

Emilio golpea a Victoriano al descubrirlo intentando abusar de Cinta.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Ella, muy digna, le replica que no necesita de su protección, sin embargo, el muchacho aprovecha el momento para declararle su amor: “Desde que te vi, ocupas un lugar muy importante en mi corazón. Puede que para ti yo no signifique nada, pero me urgía que lo supieras de una vez”.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Horas más tarde, el agredido denuncia al joven, que termina en el calabozo. La artista no piensa permitir que su amado termine sus días en una celda e interviene a su favor. Con la ayuda de su progenitor, logra ponerlo en libertad.

Acacias 38
Pedro Valdezate

El barrio está muy cambiado tras la muerte de Lucía y la partida de Telmo con Mateo

Acacias 38
Pedro Valdezate

En la tienda de alimentos, el inspector militar que debe valorar si Antoñito puede marcharse a la guerra en África da el visto bueno para que no se marche: “Veo que su padre se encuentra tan enfermo como nos comentó hace unos días, por eso respetaré su decisión de quedarse”. Sin embargo, en ese instante se entera de que Ramón está fingiendo para ayudar a su hijo. Las cosas se complican y el joven discute con Palacios por lo sucedido: “Ahora no podré librarme de estar en el frente”.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Su enfado es mayor cuando descubre la relación que mantiene con Carmen. Lolita, que no soporta ver a su marido y su suegro enfrentados, consigue calmar los ánimos entre ambos y terminar con la disputa.

Acacias 38

Por otro lado, Marcelina ayuda a Servando a transportar un tubo y se da un golpe en la cabeza. A raíz del accidente, comienza a comportarse de forma extraña: tira los crucifijos de su casa y se dedica a dar varios discursos anticlericales.

Acacias 38

Después, el portero, que descubre que han robado el cepillo de la iglesia, sospecha de su esposa, que resulta ser la verdadera culpable.

Acacias 38
Gema Checa HEARST

Los vecinos están encantados con la llegada al edificio de Alfredo Bryce, un importante banquero. Para sorpresa de todos, el acompañante de Genoveva es en realidad su esposo. “Gracias por
su amabilidad, espero que esto sea el comienzo de un bonita amistad y finalmente nos llevemos de maravilla”, comenta el nuevo

Acacias 38

Después de una distendida conversación, se abre por primera vez con las señoras del barrio en una merienda organizada por Rosina. Al llegar a su casa, su cónyuge le da una misiva que le hace palidecer de golpe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38