La artista liberal en ‘Acacias 38’

Maite, la sobrina de Armando, llega al barrio, lo que causará malestar en algunas vecinas. La1. Del 4 al 8 de noviembre. 18.30h

image
Pedro Valdezate

QUÉ HA PASADO

• Genoveva consigue que Felipe le dé una oportunidad.

• Marcelina aconseja a Jacinto que se marche al pueblo.

• Marcia cree que Santiago no es en realidad su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acacias 38
Pedro Valdezate

Después de ver a su amado besando en los labios a su mayor enemiga, Marcia sufre una crisis respiratoria, que gracias a Servando y Fabiana solo queda en un susto.

Acacias 38
Pedro Valdezate

La desilusión al ver que Felipe ya ha empezado a olvidarla, hace que la criada decida entregarse por completo a su esposo e intentar ser feliz a su lado.

Acacias 38
Pedro Valdezate
Acacias 38
Pedro Valdezate

Por su parte, Álvarez-Hermoso está resuelto a hacer pública su nueva relación con la viuda de Bryce. En el ágape que organizan para comunicar la noticia a sus amigos se presenta Úrsula con un ataque de locura.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Genoveva, entonces, decide llevársela a casa y allí le explica que no soporta más sus delirios y que prefiere que deje de trabajar con ella. Sin embargo, la mujer la amenaza con un cuchillo y le dice que nadie volverá a abandonarla jamás: “No voy a irme”.

Acacias 38
Pedro Valdezate

En el piso de los Domínguez, Bellita sigue sospechando que su marido le oculta algo. El secretismo del guitarrista le hace pensar que está siéndole infiel y no duda en acusarlo de adulterio delante de su hija.

image
Txuca Pereira

Ante semejantes calumnias, José no tiene más remedio que contarle la verdad a su esposa: “Me han contratado para participar en una obra de teatro, pero no quería contar nada hasta que fuera oficial”. Cinta se alegra por su padre y le revela que ella también ha decidido subirse de nuevo a los escenarios.

Acacias 38
PEDRO VALDEZATE

Días más tarde, se celebra la romántica boda entre Susana y Armando. Después de la bonita ceremonia, Liberto y Rosina regresan al barrio con una misión: atender a la sobrina del ya cónyuge de la sastra.

image
Pedro Valdezate

Esa misma tarde, la joven, de nombre Maite, aparece en Acacias y se hospeda en uno de los pisos de sus anfitriones. El resto de señoras del vecindario no la reciben de buen grado, debido a su carácter liberal y su profesión como pintora.

Solo Camino siente simpatía por ella nada más verla e, incluso, le pide que le dé algunas clases de dibujo. “Claro que sí, por mí no hay ningún problema”, responde la recién llegada

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38